El Pleno de la Diputación pedirá la unidad de España

V.D.B
-

Es una de las mociones que presenta el Partido Popular y que, previsiblemente, será aprobada por mayoría. La corporación abordará también el nuevo acuerdo marco de servicios sociales (por 24,2 millones de euros) y la subida salarial del 2 %.

José María Bravo, portavoz del PP y vicepresidente de la Diputación - Foto: EDS

El Pleno de la Diputación aprobará mañana el acuerdo marco de cofinanciación de servicios sociales hasta 2023, dotado con más de 24 millones de euros. 

Este acuerdo se centra en cuatro áreas de acción: los Equipos de Acción Social, con una dotación de al menos 5,3 millones de euros para las cuatro anualidades, la Atención a Situaciones de Dependencia con más de 14 millones, la Red de Protección a las Familias y Personas con más de un millón de euros, y  las actuaciones en materia de Igualdad y contra la violencia de género, a las que se han destinado casi 144.000 euros.

El pleno aprobará también la subida salarial del 2 % para los trabajadores de la Diputación desde el pasado día 1, que supone un aumento de unos 500.000 euros en la partida presupuestaria de personal.

El portavoz del grupo popular, José María Bravo, ha explicado además las mociones que su grupo lleva a esta sesión ordinaria. En una de ellas va a pedir a todos los grupos políticos de la corporación "una férrea defensa de la unidad de España", solicitando al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, "que rompa sus acuerdos con ERC y Bildu y que además dé las explicaciones oportunas en comparecencia ante la Cámara" para explicar sus manifestaciones sobre “dejar atrás la judicialización del conflicto”, “que la ley no basta” o el anuncio de “un nuevo tiempo para España”.

En otra moción piden que la nueva normativa sobre registros civiles, que obliga a tener unos mínimos de personal jurídico y de custodia a partir del próximo mes de junio, no suponga el cierre de los registros que hasta ahora prestan ese servicio en los ayuntamientos. La propuesta del PP pide que se mantengan "como un servicio público y gratuito, garantizando su acceso a todos los ciudadanos, manteniendo su ubicación en las mismas localidades en que se encuentran las sedes de los actuales registros municipales". Los populares reconocen que los registros tienen "que adaptarse a los cambios sociales  y por ello es preciso poner en marcha un nuevo modelo" a través de la digitalización, pero mientras llega solicitan que no haya cambios, ya que más de la mitad de los registros de los ayuntamientos de la provincia tendrían que dejar de prestar el servicio si no se es flexible con las nuevas exigencias.