scorecardresearch

Año nuevo, vida nueva

-

El tropiezo del Real Madrid da más fuerza al 'renacimiento' de Atlético y Barcelona

Los colchoneros rompieron el domingo una racha de cuatro derrotas consecutivas. - Foto: AFP7 vía Europa Press

La Liga irrumpió en el 2022 con la mayoría de los equipos mediatizados por el efecto del coronavirus en sus plantillas y con un estruendo competitivo, la derrota del Real Madrid en Getafe, que devuelve parte del aliento a la ristra de aspirantes que habían decaído por la fortaleza evidenciada por el líder.

El Real Madrid, precisamente el equipo ahora más aliviado por el coronavirus que ya le afectó en puertas del parón invernal, prolongó sus vacaciones navideñas y ofreció su peor versión del curso en el Coliseum, donde encajó su segunda derrota de la temporada. Ahora contempla su estancia en la cima con su renta reducida a 14 puntos respecto al campeón, el Atlético Madrid, que ganó al Rayo (2-0) y regresó a la zona Champions, y también sobre el Barcelona, que salió airoso de Mallorca con un equipo de circunstancias (0-1). El cuadro de Xavi se alza a los puestos europeos aunque aún a 15 del conjunto de Ancelotti.

Pero el revés merengue fue una buena noticia para el Sevilla. Porque ni el Betis, superado en el Benito Villamarín por el Celta (0-2), ni la Real Sociedad en Vitoria, víctima del efecto Jose Luis Mendilíbar (1-1), sacaron rentabilidad del petardazo madridista.

La tabla empieza a adoptar el estado natural que se le presume en cada inicio de curso, con los poderosos al alza y el resto asociados a objetivos lógicos con su presupuesto.

 

Vuelve el pasado

Irrelevante aparentemente para la clasificación el traspiés del Madrid desempolva la memoria con referentes de antaño dañinos para el conjunto de Ancelotti que en su anterior etapa protagonizó una estrepitosa caída, después de 22 ventajas seguidas, que le apartó de un título que tenía encauzado. Aquel declive empezó en enero. Como ahora.

En este arranque de año fue un error garrafal de Éder Militao el que condenó al bloque capitalino y frenó su buena racha. Fue en los primeros minutos y aprovechado para Enes Unal que puso por delante a los 'azulones'. Todo el tiempo por delante tuvo el líder para voltear la situación pero estuvo espeso, sin argumentos y otra vez enredado ante una defensa de cinco. El Getafe, acomodado en el efecto de Quique Sánchez Flores se defendió con orden y tampoco sufrió en exceso. Un tiro al palo de Modric y un par de respuestas de David Soria fuero el escaso bagaje de un equipo hasta ahora intratable que evidenció que sin Vinícius es excesivamente plano.

 

Cambio de rumbo

La entrada del año nuevo fue alentadora para el Atlético de Madrid, que enterró la peor racha de derrotas en Liga de la década, cuatro consecutivas, para volver a la zona de Liga de Campeones.

No acusó el conjunto de Diego Pablo Simeone las bajas de Joao Félix, Griezmann, Koke o Llorente ni la presión por la urgencia de buenos resultados. Tampoco la sequía, cada vez mayor, de Luis Suárez. Tuvo a una buena versión y a Ángel Correa que firmó un doblete ante el Rayo (2-0). El triunfo ante el equipo revelación, que sí acusó sus numerosas ausencias y que nada tuvo que ver con el que impactó en el primer tramo del curso, rearma la convicción del campeón.

Mientras, el Barcelona sobrevivió a sus numerosas bajas y salió de Son Moix con los tres puntos (0-1). Se reencuentra con el triunfo el plantel de Xavi Hernández que transitó con el gol de Luuk de Jong por un error del meta Manolo Reina al borde del descanso. Vida nueva para el Barça, quinto en la tabla y con un sitio entre los cuatro primeros a tiro.