Reino Unido se prepara para forzar la prórroga del Brexit

EFE
-

Los Comunes se unen para formar un equipo legal y llevar a los tribunales a Johnson, si este no pide un nuevo aplazamiento de la salida del país de la Unión Europea y en su lugar convoca elecciones anticipadas

Reino Unido se prepara para forzar la prórroga del Brexit - Foto: NEIL HALL

Diputados de varios partidos del Reino Unido, entre ellos conservadores expulsados de su grupo parlamentario, preparan medidas legales para forzar al primer ministro británico, Boris Johnson, a pedir una prórroga del Brexit, según informa hoy la cadena BBC.
Una ley que obliga al Gobierno a pedir un retraso de la salida del país de la Unión Europea (UE) el 31 de octubre si no hay acuerdo ha superado los trámites parlamentarios y recibirá este lunes la sanción de la jefa de Estado, la reina Isabel II. Esa legislación fue impulsada por partidos de la oposición y 21 diputados conservadores "rebeldes", descontentos con la estrategia de Johnson, ante el temor de que el líder conservador pueda llevar al Reino Unido a una salida dura del bloque europeo. Johnson decidió expulsar a los 21 diputados "rebeldes" del grupo parlamentario como medida de castigo.
El primer ministro ha dejado claro que no está dispuesto a pedir una nueva prórroga a la UE -tras las de marzo y abril- y que antes preferiría estar "muerto en una zanja".
Ante esta insistencia, los diputados han podido formar un equipo legal y están dispuestos a ir a los tribunales para forzar la aplicación de la nueva ley, según pudo saber la BBC.

 

Respaldo necesario

Esa legislación, introducida en el Parlamento por el diputado laborista Hilary Benn, establece que el primer ministro tiene hasta el 19 de octubre para aprobar en el Parlamento un eventual acuerdo con la UE, de lo contrario debe pedir un retraso del Brexit de tres meses -hasta el 31 de enero de 2020-. Si la UE propone por su parte una fecha distinta para la prórroga, entonces Johnson tendrá dos días para aceptarla.
Los laboristas, los liberaldemócratas, los diputados del Partido Nacionalista Escocés (SNP) y los galeses del Plaid Cymru acordaron ayer no apoyar la propuesta de Johnson de convocar elecciones anticipadas, en las que parte como favorito. Según la BBC, Johnson podría llegar a plantearse dimitir con el objetivo último de volver al poder sin haber solicitado él la prórroga. La maniobra consistiría en renunciar al cargo, pedir a la reina que nombre primer ministro al líder laborista, Jeremy Corbyn, que sería el encargado de solicitar el aplazamiento del Brexit, para que luego el Partido Conservador presentara una moción de censura que lleve a la convocatoria anticipada de elecciones. Sin embargo, no hay garantías de que Isabel II nombrara a Corbyn jefe de Gobierno si los diputados le proponen otro candidato más adecuado para lograr una mayoría parlamentaria. 
El premier volverá el lunes a pedir el respaldo de la Cámara de los Comunes (baja) para llamar a los británicos a las urnas -el 15 de octubre- a fin de superar la grave crisis del Brexit. El primer intento fue frustrado el miércoles por la oposición, que consideró prioritario aprobar antes la ley que exige al Ejecutivo solicitar el retraso del Brexit.
Como se trata de unos comicios anticipados, el líder conservador necesita el respaldo de dos tercios de los Comunes.
Según dispuso Johnson el pasado 28 de agosto, el Parlamento quedará suspendido desde mediados de la próxima semana y hasta el 14 de octubre, cuando empezará un nuevo periodo parlamentario con una nueva agenda del Gobierno.