Piden 17 meses por la agresión en las fiestas de San Lorenzo

Nacho Sáez
-
A juicio una agresión en las fiestas de San Lorenzo

La Fiscalía solicita 17 meses de prisión para un joven que presuntamente rompió a otro la nariz y le provocó lesiones en los dientes, la espalda y la cabeza.

El suceso generó cierta alarma social el pasado verano porque se produjo durante las fiestas más populares de la ciudad y porque transcurrió más de una semana hasta que fue descubierto el responsable. Siete meses después, el caso está más cerca de ver su final. La Fiscalía Provincial ha presentado su escrito de conclusiones provisionales y ha solicitado la apertura de juicio oral contra el joven que agredió presuntamente a otro durante una de las verbenas de las últimas fiestas del barrio de San Lorenzo.
Sobre las tres de la madrugada del pasado 10 de agosto, a consecuencia de un empujón «involuntario» de la víctima «debido a la gran confluencia de gente en la plaza de San Lorenzo», R. M. J. le propinó «un fuerte puñetazo en la cara» que le hizo caer al suelo. Así relata los hechos la fiscal Pilar Lajo, quien solicita para el agresor la pena de 17 meses de prisión y el pago de una indemnización de 4.545 euros y de los gastos provocados al Hospital Río Hortega de Valladolid.
Horas después de que se produjera el suceso, amigos de la víctima difundieron un mensaje en las redes sociales para tratar de localizar al autor de la agresión. «Durante la madrugada de este viernes 10 de agosto (en torno a las 3 de la mañana, noche del jueves) una persona fue brutalmente agredida en la verbena de la orquesta Pikante en el barrio de San Lorenzo de Segovia. Si tienes información sobre el agresor, ponte en contacto con la policía o llama al [...]. Con tu ayuda podemos evitar que este tipo de incidentes se vuelvan a repetir. Muchas gracias por tu colaboración», rezaba ese mensaje.
Ya en conversación con esta redacción, explicaban acerca de lo ocurrido que «había mucha gente y muchos empujones». «A nuestro amigo le empujaron y sin querer empujó a otra persona. Le pidió disculpas, pero esta persona le dio un puñetazo y después nuestro amigo recibió un montón de golpes en el suelo», contaba una joven que prefirió no identificarse. Ocho días después, la Policía Nacional detuvo al presunto autor de la agresión tras localizar a varias personas que fueron testigos de los hechos y que «reconocieron, sin lugar a dudas, a un joven, vecino de Segovia, como autor de la misma», según informó la Subdelegación del Gobierno a través de una nota de prensa remitida a los medios.
Tras la realización del correspondiente atestado judicial, aquel fue trasladado desde los calabozos de la Comisaría hasta el juzgado de instrucción de guardia, que en este caso era el número 5. El magistrado-juez Jesús Martínez Puras decretó su puesta en libertad, después de tomarle declaración, aunque también impuso como medida cautelar al presunto agresor la prohibición de acercarse a menos de 300 metros de la víctima. Esta necesitó 86 días para recuperarse de las lesiones, que afectaron a la nariz, los dientes, la espalda y la cabeza y dejaron como secuelas una cicatriz interciliar de 1,5 centímetros y un trastorno depresivo, tal y como apunta la fiscal Pilar Lajo en sus conclusiones provisionales.
Todavía no hay fecha para la celebración de la vista oral, aunque el Ministerio Público ha solicitado la declaración de tres testigos, además de la víctima, para la que pide una indemnización de 3.545 euros por las lesiones, 700 euros por las secuelas y 300 euros por los gastos odontológicos derivados de la agresión. El puñetazo que recibió le provocó una herida interciliar muy sangrante que precisó dos puntos de sutura, la fractura de los dos incisivos derechos superior e inferior –con movilidad de este último y con desplazamiento interior–, una erosión en la espalda, la fractura de los huesos propios y del tabique nasal y la fractura desplazada de la lámina perpendicular del etmoides –un hueso del cráneo– y alguna celdilla etmoidal anterior.
Todas las lesiones precisaron para su curación de tratamiento quirúrgico para la reducción cerrada de los huesos propios de la nariz, taponamiento endonasal con gasa empapada en teramicina y ferulización externa; tratamiento de psicoterapia; reconstrucción dental con composite y control radiográfico. El acusado deberá hacer frente también a los gastos hospitalarios generados en el Río Hortega de Valladolid –que alcanzan 1.952,07 euros– a consecuencia de una agresión que empañó las fiestas de San Lorenzo de 2018. Estas de nuevo habían estado marcadas por el buen ambiente y la alta participación de los vecinos en las diferentes actividades organizadas por la Comisión de Festejos. Por suerte, la investigación policial permitió localizar al presunto autor e iniciar el esclarecimiento de los hechos a la espera de que se celebre el juicio.