Las obras del CAT sólo tienen dinero para seguir hasta marzo

D. A.
-
Las obras del CAT sólo tienen dinero para seguir hasta marzo - Foto: Rosa Blanco

Si no se aprueba el crédito de 2,4 millones de euros bloqueado por el rechazo de la oposición, la construcción tendrá que paralizarse en apenas mes y medio

La empresa adjudicataria de las obras del CAT (Círculo de las Artes y la Tecnología), Rogasa, sólo tiene dinero para seguir trabajando hasta finales de marzo, aproximadamente. El Ayuntamiento de Segovia aprobó un crédito de 500.000 euros con cargo a su presupuesto de 2018 para costear la reanudación de la construcción y terminar el edificio CIDE (Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial) en seis meses, para junio o julio. Sin embargo, el proyecto global asciende a 2.991.734,46 euros y la diferencia entre una y otra cifra, 2.491.734,46, es la partida que rechazó aprobar toda la oposición en el pleno del pasado 1 de febrero.
Con este panorama, según ha podido saber El Día, el concejal de Desarrollo Económico, Jesús García Zamora, mantuvo contactos con Rogasa en los últimos días para conocer el grado de ejecución del crédito de 2018. Es decir, básicamente para concretar cuánto se han gastado, cuánto les queda y hasta cuándo van a poder seguir mientras se intenta resolver el bloqueo político.
Las obras no se reanudaron hasta la segunda mitad de diciembre, así que las primeras facturas han sido pequeñas. Sólo se han hecho trabajos interiores muy superficiales y la primera certificación revela que el gasto ejecutado no ha llegado a los 80.000 euros. Quedarían aún más de 420.000,«pero el gasto en estas obras crece de manera exponencial según se va avanzando», admite García Zamora. «La empresa va haciendo sus pedidos, más adelante tocará por ejemplo traer maquinaria que vale mucho e igual en un mes pueden venir 800.000 euros de golpe». Total, que según la planificación de los próximos trabajos de Rogasa, con el dinero que queda del crédito de 2018 «se calcula que seguramente tengan para seguir hasta finales de marzo, aproximadamente». Y a partir de entonces, o se habilita un nuevo crédito o el edificio se verá abocado a la enésima paralización de unas obras que inició Volconsa en 2011 con un plazo de ejecución de 15 meses.
En cuanto a las negociaciones con la oposición para intentar convencer a algún grupo de que facilite la aprobación de esta partida (las otras que se vieron afectadas por el bloqueo se aprobarán sin problema en el próximo pleno), el equipo de Gobierno, el PSOE, se está centrando en intentar convencer a Cs. El foco está sobre la formación naranja porque fue ésta la que facilitó que se aprobara la partida de 500.000 euros en 2018 para reanudar las obras y se considera que, «por coherencia», debería hacer lo propio con la que rechazó en el pleno del 1 de febrero para terminarlas tras argumentar que le falta documentación.
«Nosotros seguimos trabajando para que esto ocurra (la aprobación de la partida con apoyo o abstención de Cs) y les hemos facilitado documentación para intentar generar un clima de acuerdos que nos permita sacar la inversión». La portavoz de Cs,María José García, por su parte, señalaba a El Día este pasado jueves que siguen «en fase de estudio de documentación».«Queremos que se acaben las obras, pero no a cualquier precio». Ese precio viene a ser, en concreto, que se les facilite la justificación detallada de la ejecución de la partida de 2018, un plan económico y financiero de viabilidad del CIDE y la relación de compromisos adquiridos con las empresas interesadas en instalarse (nueve de momento, con Indra entre ellas). Y mientras tanto, el reloj apretando con la amenaza de paralización de las obras en apenas mes y medio.