ENTRE HOY Y MAÑANA

Juan Manuel Pérez

Periodista. Editor de informativos de RTVCyL


Primarias y el VAR

En política, como en la vida, lo mejor también acostumbra a ser enemigo de lo bueno. Para Ciudadanos pudo haber sido bueno tener a Silvia Clemente como candidata a la presidencia de la Junta pero lo mejor puede ser tener como candidato a Francisco Igea, alguien que se parece mucho más a lo que presume de ser este partido. El ex diputado naranja no es nuevo en política, pero el discurso de la regeneración es más creíble con él que con alguien que llevaba 18 años ocupando cargos.

En Ciudadanos intentan dar por zanjado el escándalo del pasado fin de semana, pero los de Albert Rivera no pueden consentir que la sospecha amenace sus procesos de democracia interna. La transparencia exige ir al fondo del asunto y corregir las irregularidades en el voto cibernético que, por mucho que se empeñen los modernos, nunca será un icono de la democracia como lo es la pureza de ver a un militante ante una urna.

Muy pocos podían sospechar que la mayor crisis de un partido de la nueva política la iba a sufrir en una comunidad como la nuestra y como consecuencia de fichar a una política veterana. Resulta paradójico que los muñidores de la candidatura de la ex presidenta de las Cortes no fuesen conscientes de nuestro carácter, tan poco dado a las aventuras políticas y a las deslealtades pregonadas.

El candidato Igea tiene una ardua tarea por delante si pretende recuperar la credibilidad que ha podido perder su partido en estas últimas semanas. Él, mejor que nadie, puede sacar pecho por la militancia para intentar convertirse en ese Braveheart mesetario con el que se comparaba en una entrevista, además de presumir del VAR que ha permitido corregir una injusticia antes de que terminara el partido.