El legado viajero del pintor Aikaide

ICAL
-

La asociación Amanecer-Salud Mental de Segovia es la destinataria de 30 de las 3.000 obras de un pintor asturiano que pidió a sus amigos antes de fallecer en 2017 que su legado se entregara a entidades sin ánimo de lucro de toda España

El legado viajero del pintor Aikaide - Foto: Rosa Blanco

Montejo, que murió con 69 años de edad, quería que sus obras se donasen para ayudar a recaudar fondos para la consecución de los proyectos que tuviesen en marcha. Amanecer Segovia se suma la Asociación de Esclerosis Lateral Amiotrófica de Asturias; la Asociación de Enfermos Neuromusculares de Asturias (ASEMPA); los colectivos de ostomizados de Pontevedra y Mallorca; la Asociación de Enfermedad Inflamatoria Intestinal de Cáceres o la asociación de pacientes con enfermedad mental de Las Palmas de Gran Canaria.

‘Aikaide’ no especificó en vida qué asociaciones debían de ser las receptoras, pero sí quería que su obra fuera a parar a manos de entidades sin ánimo de lucro minoritarias, por entender que lo tienen más complicado para conseguir fondos económicos. Los amigos de Aikaide se pusieron manos a la obra para repartir su legado de más de 3.000 obras de arte, en un proyecto denominado ‘Legado Aikaide’, entre ellos una segoviana, artífice de la llegada de esta donación a Amanecer.

José Luis Montejo firmaba sus obras bajo el acrónimo de su seudónimo, AIK, y en la mayoría de los casos no las databa por considerar que no era algo importante. En las piezas de Aikaide se recoge “el expresionismo bruto de la simulación compulsiva”, donde no esconde “ su locura, su esquizofrenia, sus brotes, alegrías y tristezas.”, así como “los buenos y malos momentos, sus sentimientos, sus ganas vivir y luchar contra su enfermedad”, ya que su pincel se movía al ritmo de su salud mental.

El legado viajero del pintor Aikaide
El legado viajero del pintor Aikaide - Foto:

El artista asturiano fue el protagonista del documental sobre su vida ‘Fuera de la Norma’, del director Rogelio Rionda que, se estrenó en el Centro Cultural Oscar Niemeyer de Avilés, que se estrenó en 2012. Sus amigos están consiguiendo que sus piezas estén “viajando por toda España” y cumplir su sueño.