scorecardresearch

Nuevas vidrieras en la iglesia de Sta. María en Fuentepelayo

DS
-

La Comisión de Patrimonio autoriza el cambio por la escasa entidad histórica de las antiguas.

Iglesia de Santa María la Mayor de Fuentepelayo. - Foto: Ayuntamiento de Fuentepelayo

La Comisión de Patrimonio ha autorizado la sustituticón de las vidrieras de la iglesia de Santa María la Mayor de Fuentepelayo. El nuevo conjunto da continuidad a la estética anterior y representará una lacería gótica en siete paneles (número relacionado con los temas marianos) con rosas rojas, símbolo de la pasión. La técnica empleada para la ejecución será vidrio de color pintado con grisalla y amarillo de plata.

Según ha subrayado la Junta de Castilla y León a través de una nota de prensa, las vidrieras antiguas son "vidrios trasparentes, emplomados, de los años setenta del siglo XX y montados sobre un marco de hierro por lo que no tienen suficiente entidad histórica, ni artística como para tener que ser conservadas".

La iglesia de Santa María la Mayor de Fuentepelayo se remonta al siglo XII o XIII y su exterior presenta distintas fases de construcción, rasgo que desvela los varios estilos arquitectónicos en los que está edificada: románico, mudéjar y gótico. En 1995 fue declarada Bien de Interés Cultural. "La reposición de la vidriera no supondrá una alteración del estilo de la construcción ya que la propuesta de nueva creación encaja estética e iconográficamente con las vidrieras de nueva factura que ya han sido instaladas y autorizadas en el edificio", ha añadido la Junta.

Su Comisión de Patrimonio también ha dado luz verde a la restauración de las campanas de la iglesia-castillo de San Miguel, en Turégano. Según ha indicado la Administración autonómica, se encuentran en buen estado de conservación y requieren trabajos fundamentalmente de limpieza de suciedad, aunque los yugos y los anclajes presentan problemas de degradación de la madera, ejes desajustados, herrajes deformados y daños de oxidación del metal.

Los responsables de la obra van a aprovechar que la espadaña del inmueble ya estaba en pleno proceso de rehabilitación. El objetivo principal de esta nueva intervención es la consolidación de los yugos saneando o sustituyendo las zonas de madera debilitada y reforzar o sustituir los anclajes metálicos para dotar de estabilidad y uso a las campanas. Con ello pretendne que las campanas vuelvan a tener la función para lo que fueron creadas, ya que actualmente la debilidad de los yugos hace muy limitado su uso.

DESCUBRIMIENTO EN AYLLÓN. Además, en su reunión de este jueves, la Comisión de Patrimonio ha autorizado una actividad arqueológica de carácter preventivo vinculada al proyecto de reactivación de la antigua piscifactoría en la finca Molino de Cega, en Santiuste de Pedraza, y ha abordado el descubrimiento de la existencia de dos murallas adosadas en el recinto fortificado de Ayllón. Un hallazgo que se ha producido durante las excavaciones arqueológicas realizadas con motivo de la restauración de sus lienzos hispanomusulmanes.

Habría una fortificación exterior y más moderna que se apoya en la primera reforzándola y utilizándola como auténtico encofrado. En lo referente a las líneas defensivas, ha podido comprobarse también la existencia de una torre de esquina casi totalmente arrasada en la actualidad. Los materiales arqueológicos recuperados en el curso de los trabajos señalan, además, una importante ocupación altomedieval vinculada a la muralla más antigua y han permitido identificar una ocupación anterior, amortizada por la primera fortificación del cerro. Esta sugiere una secuencia compleja de utilización del sitio entre la Tardoantigüedad y la Edad Media.

Además, la Comisión ha autorizado una actividad arqueológica de carácter preventivo vinculada al proyecto de reactivación de la antigua piscifactoría en la finca Molino de Cega, en Santiuste de Pedraza.