UNA COL

Aurelio Martín

Periodista


Cerrando el año

30/12/2019

Hace ahora un año que la vida interna en el PP segoviano daba un vuelco total al intervenir la dirección nacional que preside PabloCasado para nombrar como candidato a la Alcaldía a PabloPérez, mientras que el elegido a nivel provincial había sido  José Luis Sanz Merino, muy próximo al aparato, actual viceconsejero del Gobierno regional.   
Aquello, adornado con que Sanz Merino acudió a su proclamación a Palencia y al irse a sentar le dijeron que no era su sitio,  provocó una crisis interna que, como reconoce el propio Pérez, se ha ido amainando porque muchos aspirantes han encontrado acomodo en el Gobierno regional, como también lo ha hecho el delegado territorial, José Mazarías, otro aspirante a ser alcalde, y Francisco Vázquez que fue designado vicepresidente de las Cortes regionales y se llevó como asesor al exsenador Juan RamónRepresa, a la vez que  el secretario provincial, Miguel Ángel de Vicente ascendió a presidente de la Diputación.  No obstante se producen aún miradas con el rabillo del ojo, en una calma chicha hasta que se celebre congreso provincial, del que nadie quiere hablar para no m ostrar sus cartas, pero se auguran cambios.  Quien salió casi de portazo fue la exdiputada Beatriz Escudero, relegada al segundo puesto de la lista por su excuñado, Jesús Postigo, nombrado para anular el crecimiento de Vox, pero terminó haciéndose con el escaño,  ocupado por Rodrigo Jiménez. De momento, está apartada pero no retirada totalmente.
En el PSOE, pese a su intento de controlar todo, también la aparición en medios, no todos están alineados con el secretario provincial, José Luis Aceves,  que tiene a su secretario de Organización, José Antonio Mateo, como fiel escudero y ejecutor de algunas políticas internas que diseña el primero.  De su carácter son conocedores los periodidstas, quienes lo han tenido en cuenta a la hora de conceder el premio en negativo ‘Domine Cabra’. 
En el entorno socialista hay menos que repartir, incluso ha perdido un escaño en el Senado, y es débil el encuentro con los ediles del Ayuntamiento de la capital, sigue existiendo esa línea divisoria, con cierto desgaste de la alcaldesa Clara Luquero, con cinco años y medio ya como presidenta de la corporación municipal y varios disgustos provocados por algunas herencias,  aunque es quien trata de ir poniendo paños calientes a las diferencias entre los suyos.   
El año que está a punto de entrar será decisivo para el futuro de Ciudadanos, que tuvo un diputado efímero, Eduardo Calvo, con un lío interno que no se cierra, y con muchos militantes pasando delante de la puerta de la sede de los populares por si acaso, en algún momento, terminan por llamar, como podrían estar haciéndolo también quien ya estuvo en estas filas y han sido derrotados en las urnas, aunque inicialmente pensarar en fusionarse con el partido que fundó Rivera, ahora en manos de Inés Arrimadas. Otra cosa es que sean bien recibidos. 
Y entretanto se resuelven las cuitas , gira el mundo gira en las calles, en la gente...