Las elecciones siguen en el aire

Agencias
-

Urkullu llama al consenso de los partidos ante la posibilidad de que se puedan aplazar las autonómicas en Euskadi, mientras la oposición insta a Feijóo a suspender la cita en Galicia

El jefe del Ejecutivo de Vitoria ha convocado a sus rivales para el próximo lunes. - Foto: JON RODRIGUEZ BILBAO

Aunque Francia podría sentar un precedente, al mantener las elecciones municipales de mañana pese al temor por el contagio de coronavirus entre la población, las elecciones previstas para el próximo 5 de abril en el País Vasco y Galicia siguen en el aire. Y es que la situación en España, principalmente en Euskadi, es preocupante y toda precaución parece poca.
Así, un día después de convocar  para el próximo lunes a los líderes políticos que participarán en los comicios con el fin de tratar un posible aplazamiento, el lendakari, Íñigo Urkullu, insistió ayer en que, respecto a la jornada del 5-A es «importante» que las formaciones tengan un «criterio» y que este sea «lo más consensuado posible». En este sentido, subrayó que la decisión que se tome se hará «de común acuerdo» con las instituciones que sea vean «afectadas».
El mandatario reconoció que en el seno del Ejecutivo regional y desde los servicios jurídicos se está «analizando legal y jurídicamente» lo que puedan ser todas las circunstancias que afecten a la campaña y al propio día de las elecciones.
Después de recordar la convocatoria del próximo lunes, que tiene como objetivo evaluar la situación, Urkullu advritió que en el ordenamiento jurídico existe «una laguna en el ámbito del Estado español» respecto a cómo actuar en una situación como la actual.
«Estamos con la pretensión de escuchar, analizar las medidas si está en nuestras manos. En todo caso, si me corresponde, lo pretendo hacer de común acuerdo y coordinación con las instituciones afectadas, las juntas electorales o las instituciones que pudieran tener que ver», sostuvo el dirigente nacionalista, para insistir en que para ello «es importante que los partidos tengan un criterio y sea lo más consensuado posible».
Precisamente con Urkullu mantiene casi a diario contactos el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, quien tampoco descarta que se produzca un aplazamiento de las elecciones en su región. Según el popular, los Gobiernos de Vitoria y Santiago de Compostela llevan días estudiando las posibilidades legales que habría que adoptar «en caso de llegar a la conclusión de que lo más recomendable fuese posponer los comicios».
De hecho, al igual que su colega vasco, ha convocado una cita con los líderes políticos para el próximo lunes. Por el momento, ya son varios de ellos los que apuestan por la cancelación temporal.
Así, tanto el PSdeG como el BNG, Galicia-En común y Ciudadanos instaron al mandatario a retrasar la fecha hasta que haya un control total del coronavirus, por lo que todo apunta a que la cita del lunes será definitiva para consesuar ese aplazamiento.