Mañueco tiende la mano al diálogo para «transformar» CyL

SPC
-

El líder de los 'populares' se dirige a Tudanca para pedirle su colaboración en los temas de Comunidad como la financiación

Juan Vicente Herrera (i) y todo el GrupoParlamentarioPopular aplaude en pie al candidato delPP a la Junta tras su intervención en el debate de investidura - Foto: Eduardo Margareto (ICAL)

«Procuremos ser más padres de nuestro porvenir que hijos de nuestro pasado». Con estas palabras, parafraseando a Miguel de Unamuno, terminó el popular AlfonsoFernández Mañueco su discurso de investidura en las Cortes, tratando de fijar distancias con su predecesor, Juan Vicente Herrera –al que indicó que se puede ir «con la cabeza bien alta, la conciencia tranquila y orgulloso de este periodo»– y mirar hacia el futuro con el objetivo de «transformar Castilla y León». Una jornada de investidura en la que no hubo sorpresas y al filo de las 20.00 horas fue elegido como nuevo presidente de la Junta de Castilla y León en primera vuelta y por mayoría absoluta, tal y como estaba previsto, tras una votación con 41 síes de PP y Cs; 38 noes, de PSOE,Podemos y UPL; y las abstenciones de Vox y Por Ávila. Un cargo que será oficial este viernes cuando tome posesión y se convierta en el séptimo presidente regional de la democracia.
Horas antes de su elección, Fernández Mañueco aprovechó los 69 minutos de reloj que duró su intervención para tender puentes con los que hacer de la Comunidad «un lugar mejor». Una empresa para la que ofreció un diálogo sincero y abierto a todos en el marco de un Gobierno de acción para los próximos cuatro años. De hecho, se dirigió expresamente al socialista Luis Tudanca, para expresar que espera su colaboración en los temas de Comunidad, como la reforma del modelo de financiación autonómica. 
Una transformación para la que no escatimó tiempo a la hora de izar la bandera del diálogo y proclamar que no se cierra a nadie para tender la mano a los grupos de las Cortes, empresarios y agentes sociales, tejido asociativo, entidades locales y Gobierno central, con el que será leal pero exigente, y con Europa, para que Castilla y León se abra al mundo, porque, aseguró, cada vez que lo ha hecho «ha asombrado». 
«Vengo con los brazos abiertos, la camisa remangada y las manos tendidas con un espíritu de concordia para hacer de esta tierra la mejor del mundo» desde sus «enormes posibilidades», afirmó Mañueco, que mostró su voluntad de «ser el presidente del diálogo, de la transformación que garantice el impulso definitivo que nuestra región necesita después de esta larga y dura crisis», aseveró, levantando una ovación de su grupo parlamentario, que no fue seguida por sus socios de Gobierno, Ciudadanos, que si le aplaudieron al término de su intervención y en su férrea defensa de la unidad de España.
Sin embargo, Mañueco sí que personalizó la vocación de diálogo que propugna para la nueva legislatura en la figura de Francisco Igea, portavoz de Cs y socio de Gobierno, al que agradeció haber puesto los intereses de Castilla y León  por encima de los personales. Además, avanzó que una de sus primeras reuniones como presidente será con el Consejo del Diálogo Social, en el que están Junta, empresarios y sindicatos, con los que Igea se vio el lunes.
Nueva etapa

Fernández Mañueco, que inició su discurso con el mensaje de ‘tolerancia cero’ a la violencia de género ante el asesinato de esta lunes por su pareja de una mujer en Salas de los Infantes, afirmó que se inicia una nueva etapa, pero aseguró que sería «desleal e injusto» no reconocer los avances con los anteriores gobiernos.
A pesar de que su mensaje a la Cámara regional se basó en los 100 puntos acordados con Ciudadanos en su pacto programático, Mañueco quiso poner le mira sobre los grandes retos de Comunidad, como el crecimiento económico, el empleo, la calidad de los servicios públicos, el mundo rural, la lucha contra la despoblación y la regeneración desarrollo rural, así como que la región ocupe el lugar que le corresponde en el ámbito nacional lo que supone un trato presupuestario «justo y equilibrado».
El presidente electo desgranó su ‘hoja de ruta’ para los próximos cuatro años que, según explicó, se apoya en la filosofía que dice que «reformar es poner el cambio en cada decisión». Fernández Mañueco, como conocedor del «camino» que debe emprender la Comunidad, detalló una decena de nuevas leyes, una quincena de planes y estrategias, la creación de grupos de trabajo y cerca de medio centenar de medidas sectoriales.
Líneas maestras

En el apartado legislativo, propuso siete nuevas leyes o proyectos, como son la de derechos y garantías de las personas en proceso de morir; la de eliminación de las sujeciones mecánicas y químicas en los centros de mayores y discapacidad; la de principio de igualdad de trato y de no discriminación por razón de orientación sexual; la de la carrera profesional y la de caza y pesca, que se aprobará en seis meses.
También planteó el proyecto de Ley del tercer sector y otro de derechos y garantías a las personas con discapacidad. Además, propuso la revisión de la Ley de Violencia de Género autonómica, la reforma de la Ley del derecho a la vivienda, así como la regulación del parque público de alquiler social y su ampliación hasta las 3.000 viviendas.
En cuanto a proyectos de gestión, anunció ocho estrategias: de emprendimiento, innovación y autónomos; contra la pobreza infantil; de mejora de la calidad del aire; de eficiencia energética; de renovables térmicas; de logística; de coordinación de medios de extinción de incendios y para la economía circular.
Para «enfocar» la lucha contra la despoblación, recordó que se creará un grupo de expertos independientes nombrados por los grupos de las Cortes para elaborar un diagnóstico en un año con medidas concretas de actuación. «Todas las políticas de la Junta se mirarán bajo ese prisma», aseguró durante su intervención.
Prioridad social

Hasta diecinueve minutos de reloj -el apartado más extenso- dedicó AlfonsoFernández Mañueco a explicar al detalle su proyecto de servicios públicos para la Comunidad, entre los que destacó a la sanidad autonómica, una materia que calificó de «prioritaria» a la hora de distribuir el presupuesto. En educación, las máximas apuestas serán dotar de carácter universal a la educación infantil de cero a tres años, con menor aportación de los usuarios, un incremento del 10% a las universidades, y el aumento de plazas de FP dual.
«Queremos que esta sea la legislatura de la conciliación», defendió y, para ello, propuso un plan de apoyo a las familias con medidas relacionadas con la maternidad, paternidad y con acciones específicas para las familias numerosas o las que cuidan a dependientes, según informaIcal.
Regeneración

Pese a que era uno de los temas ‘estrella’ que el hemiciclo estaba esperando, las medidas relacionadas con la regeneración política llegaron en los instantes finales, y lo hizo para afirmar que la propuesta de Ciudadanos de supresión de los aforamientos tendrá su apoyo y el del Grupo Popular. Además, añadió que se analizará la normativa electoral para facilitar la participación, y medidas para una mayor limitación de mandatos. «Para eso hago un llamamiento a todas las fuerzas como ejes necesarios del diálogo», palabra con la que inició y cerró su discurso el nuevo presidente de la Junta de Castilla yLeón.



Las más vistas