Turquía rechaza acoger a más refugiados y carga contra la UE

Agencias
-

El Gobierno de Ankara denuncia la "falta de acción" y la insolidaridad de los Veintisiete en la gestión migratoria y avanza que su país no puede proteger "todas las fronteras de la OTAN"

Turquía rechaza acoger a más refugiados y carga contra la UE - Foto: Kiran Ridley

Después de haber cerrado sus fronteras con Grecia y Bulgaria ante el temor de que el coronavirus pueda extenderse al país desde esos puntos, Turquía arremetió ayer contra la Unión Europea, por su «falta de acción» repecto a la crisis migratoria, y alertó de que la nación no puede acoger a más refugiados, ya sean provenientes de Siria o de cualquier otro punto del planeta.
El ministro de Exteriores otmano, Mevlut Cavusoglu insistió en que la «inacción de la UE sobre los refugiados sirios es una mancha en la conciencia humana». Así, manifestó que la idea de que el bloque comunitario es una «potencia mundial que se erige a favor de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional» es una premisa «inválida» si no se aborda el trato dado por Grecia a los migrantes.
«Llevo mucho haciendo ver a la Unión Europea que no cumple con los desafíos a los que se enfrenta, como el incremento del extremismo, la xenofobia, la islamofobia y el antisemitismo», señaló.
En este sentido, recalcó que Ankara ha «pedido un sistema internacional renovado para gestionar el enorme desplazamiento de personas que huyen de conflictos como el de Siria». «Hemos tratado minuciosamente de convencer a la UE para que nos ayude a resolver esos conflictos y abordar las fragilidades que rodean a Europa», afirmó el dirigente.
Cavusoglu no tardó en comparar la situación en la provincia siria de Idlib con la de la franja de Gaza y aseveró que, «tras nueve años de conflicto, la zona se ha convertido en la nueva Gaza, donde 3,5 millones de personas están secuestradas».
Sobre el coste para Turquía de la situación en Siria, el ministro destacó que la cuantía supera ya los 40.000 millones de dólares: «No podemos seguir protegiendo las fronteras de la OTAN y Europa solos».
Por otro lado, las autoridades de Grecia denunciaron la violación de su espacio aéreo por parte de varios aviones militares turcos sobre una serie de islas al sur de Atenas. 
El Estado Mayor de la Defensa Nacional Helénica indicó que dos cazas F-16 sobrevolaron a primera hora de la mañana un grupo de islotes griegos a una altitud de 8.229 metros sin haber presentado primero un plan de vuelo.
Poco después, otros dos cazas turcos, que también entraron en la zona sin presentar plan de vuelo alguno, sobrevolaron los mismos territorios insulares a una altitud de 2.743 metros.
En ambos casos, los aparatos fueron interceptados por las Fuerzas griegas siguiendo las normas establecidas a nivel internacional para este tipo de casos, tal y como apuntaron las fuentes griegas.