Becas para el fomento de la investigación en la provincia

D.S.
-
Becas para el fomento de la investigación en la provincia

La prensa del siglo XIX, los briqueros y los desastres naturales serán objeto de investigación de los becados por el Instituto de la Cultura Tradicional Manuel González Herrero que se han entregado este jueves.

El Salón de Plenos de la Diputación ha vuelto a servir como escenario para el acto de entrega de la séptima edición de las Becas de Investigación del Instituto Manuel González Herrero, que, con el presidente de la institución provincial, Francisco Vázquez, como testigo, ha servido para conocer de primera mano sobre qué versarán las propuestas elegidas para estas ayudas, cada una de las cuales está dotada con 8.000 euros.

Agradeciendo su iniciativa y su interés por descubrir al resto de segovianos diversos aspectos antropológicos, culturales y sociales de sus antepasados, Francisco Vázquez ha atendido y aplaudido con interés cada una de las intervenciones de los becados, quienes han explicado al público asistente en qué consisten sus propuestas y cómo pretenden llevar a cabo unas investigaciones que estarán dirigidas por los ilustres Luis Díaz, Honorio Velasco y José Luis Alonso Ponga.

Entre los beneficiarios de estas ayudas está, a título individual y siendo merecedora de la beca destinada a jóvenes investigadores, la periodista Adriana Paíno, quien propone analizar la sociedad y la cultura segoviana en la prensa escrita del siglo XIX, ya que, a su juicio, ésta constituye "una fuente primaria de información histórica" y, añade, "a través de sus publicaciones periódicas se podría acceder a los diferentes modos de pensar y vivir de los segovianos, permitiendo descubrir las inquietudes y preocupaciones de la época".

En la planificación de Paíno, según ha revelado, figura, en primer lugar, el análisis del tipo de publicaciones de la época, sus características, sus autores y las motivaciones sociales, culturales, políticas o ideológicas que éstas tenían y, en segunda instancia, el análisis del contenido de estas publicaciones, con el objetivo de establecer un diagnóstico social y cultural de los segovianos.

Por otro lado, y después de que el jurado, presidido por la diputada del Área de Cultura y Juventud, Sara Dueñas ?también presente esta mañana en el acto de entrega de becas?, tuviera que elegir entre cerca de una decena de proyectos, se anunciaba también la concesión de la beca de investigación al estudio presentado por Paulino Zamarro Sanz y Eduardo Zamarro Flores bajo el título ‘Los briqueros y sus rutas’.

Anunciando la realización de entrevistas a los briqueros aún con vida y a sus hijos y la recogida y documentación de material gráfico, fotografías, dibujos de útiles, herramientas, procesos y costumbres, ambos reconocían que su investigación pretende resaltar y poner de manifiesto la cultura y el modo de vida "de todo un pueblo, Cantalejo, que durante siglos se dedicó a construir trillos y otros aperos de labranza y que, llegado el buen tiempo, los distribuía y vendía por toda la España cerealista". Apenas quedan ahora personas que vivieran este fenómeno de primera mano y los hijos de aquellos son ya mayores, por ello, según explicaban los Zamarro "si no se realiza de inmediato este estudio, cuando pasen algunos años ya será tarde para realizarlo con rigor".

Para finalizar, otro equipo ?esta vez formado por cuatro personas? analizará los desastres naturales en la cultura tradicional segoviana. Según

Guadalupe de Marcelo Rodao, Andrés Díez Herrero, Adrián Escobar y Alberto Díez Herrero, desde los orígenes de la Humanidad, en cada territorio, para reducir los efectos y los daños de este tipo de desastres, "las comunidades han desarrollado estrategias de mitigación que han dado lugar a un importante legado cultural, tanto material como inmaterial, para la predicción, prevención y corrección de desastres". Es por ello que, abarcando desde construcciones, artefactos, documentos u obras de arte hasta leyendas, ritos, danzas o música, los beneficiarios de la última beca de este 2019 esperan poder recopilar un buen número de los desastres naturales históricos más importantes que han acontecido en Segovia y que han condicionado la cultura de uno u otro modo.

Ahora, y como es habitual en la entrega de estas becas, que cumplen ya su séptima edición, los destinatarios de las mismas dispondrán de un año para explorar archivos, bibliotecas, hemerotecas y cajas de recuerdos en busca de la solución a las decenas de preguntas que les irán surgiendo a medida que avancen sus investigaciones. Una vez concluyan sus trabajos, serán publicados por el Instituto de la Cultura Tradicional. La publicación de cada estudio está valorada en unos 10.000 euros, por lo que el programa de las becas de investigación cuenta con un presupuesto de 54.000 euros (8.000 de dotación a cada una de las tres becas y 30.000 para su publicación).