scorecardresearch

El Pedro Delgado se perfila como sede del World Padel Tour

Nacho Sáez
-

Acogería un torneo challenger con la participación de algunos de los mejores jugadores del mundo. El Ayuntamiento pide ayuda a la Junta para pagar el canon del evento.

La pista de pádel y las gradas que se instalan en la Plaza Mayor de Valladolid con motivo del World Padel Tour. - Foto: Leticia Pérez Ical

La pista de pádel y las gradas que cada año se instalan en la Plaza Mayor de Valladolid con motivo de la celebración de una de las citas del World Padel Tour se han convertido en un icono que sus organizadores quieren extender a más ciudades a través de sus torneos challenger. Esta categoría contará por primera vez con seis eventos, de acuerdo al calendario desvelado esta semana, que incluye a Segovia entre sus sedes. Del 27 de septiembre al 3 de octubre. 

La propia página web oficial de World Padel Tour lo ha hecho oficial a través de su página web. Sin embargo, el Ayuntamiento ha aclarado a esta redacción que el acuerdo todavía no está firmado. A través del Instituto Municipal de Deportes ha expresado su predisposición a acoger este evento, pero también ha admitido la imposibilidad de afrontarlo sin la ayuda de otras instituciones. La organización ha pedido el pago de un canon de 70.000 euros.

«El Ayuntamiento de Segovia no puede con este evento. No podemos hipotecar partidas de nuestros presupuesto por un evento porque nos pueden llegar más y porque tenemos un tope», explica la concejala de Deportes, Marian Rueda, que la pasada semana mantuvo conversaciones con el presidente de la Diputación Provincial, Miguel Ángel de Vicente, y con la directora general de Deportes de la Junta, María Perrino, para recabar su apoyo. «A nivel de Ayuntamiento y Diputación hay un acuerdo para colaborar con el evento, pero tiene un caché económico al que no llegamos ni de lejos entre las dos instituciones. Hemos pedido a la Junta colaboración a través de un escrito al consejero y estamos a la espera de la contestación. Incluso hemos invitado al organizador a que se ponga en contacto con la Junta para que haga una presentación más directa». Rueda destaca la oportunidad que tiene la Administración autonómica para desagraviar a Segovia. «Debería apoyar. De hecho tiene un programa para eventos. En vez de llevar siempre las cosas a Valladolid, León o Burgos, que se acuerden de vez en cuando de ciudades más pequeñas como la nuestra».

La organización calcula que este ‘challenger’ conllevaría la ocupación de alrededor de doscientas habitaciones de hotel. «Hay mucha movilización, están los derechos de televisión, está el montaje de pistas, es una semana de pádel e irían a los colegios. Tiene muchos enfoques. A nivel educativo, a nivel divulgativo, a nivel espectáculo… Y sería en una época buena porque para finales de septiembre y principios de octubre yo creo que estará todo mucho más abierto en la pandemia», destaca la edil de Deportes. Madrid será del 5 al 11 de abril el punto de partida del circuito World Padel Tour 2021, cuyo calendario incluye 26 pruebas y se prolongará hasta el 19 de diciembre con el Master final, de nuevo en la capital española. El más amplio de la historia del circuito profesional, prevé esa última cita, una exhibición en Acapulco, 13 pruebas en formato Open, cinco Master y seis Challenger.

La novedad en estos últimos es que ya solo tendrán vetada la participación los doce primeros jugadores del ranking masculino y que también habrá competición femenina. «En sí mismo el proyecto WPT Challenger que propone Ultimate Padel Company (UPC) es conceptualmente novedoso. Al igual que ocurre en otros deportes, bajo nuestro punto de vista, los Challenger están considerados como pruebas menores y organizados sin mimo. Ahí es donde radica nuestra diferenciación. Desde UPC apostamos por unas pruebas Challenger, que estén a la altura de las otras pruebas organizadas por World Padel Tour, como pueden ser los Open, dimensionadas a su tamaño, pero excepcionalmente ideadas y ejecutadas. Se ha presentado un Set Up de pista moderno, cómodo e innovador (con predominio de los colores azul y naranja) en el que cualquier persona que visualice una imagen de la pista con las líneas naranjas, en vez de las tradicionales blancas, tendrá claro que se trata de un WPT Challenger de la era UPC. Esta puesta en escena en la que está cuidado hasta el más mínimo detalle, culminará con una producción audiovisual muy potente para realizar un streaming de primera calidad. Queremos que tanto las marcas patrocinadoras como los aficionados que vengan a disfrutar de la experiencia de vivir un Challenger, disfruten de un gran ambiente en la zona comercial donde además de tiendas dispondrán de un bar y zona de activación», ha aseverado el vicepresidente ejecutivo de la empresa organizadora, César Cano. Se calcula una participación de 96 parejas masculinas y 56 femeninas.

En Segovia, la sede principal sería el pabellón Pedro Delgado, donde se instalaría una pista y se disputarían las fases decisivas, mientras que el resto se llevarían a cabo en clubes de la provincia, según confirma la concejala de Deportes. «Como pabellón les encantó. Reúne las condiciones ideales. La pista, el aforo, la visibilidad... Han tenido tan malas experiencias con la climatología que han apostado por el indoor», desvela. Pero antes tienen que conseguir la financiación para que Segovia no pierda este tren. Paralelamente se celebraría además un torneo amateur, otro aliciente social. Calanda, municipio turolense de menos de 4.000 habitantes, ya ha confirmado que será una de las sedes. «Entre la organización de la prueba; consumo tanto interno como de los asistentes (hoteles, restauración, comercio...); publicidad en medios de todo tipo (prensa, radio, tv, web, redes sociales...), así como las visualizaciones a través de streaming, que superan el millón en un WPT Challenger - cifras de 2019-, nos da una cifra de retorno ciudad que ronda los 850.000 euros. Estamos hablando de una rentabilidad para la ciudad de Segovia de 12 euros por cada euro invertido, muy por encima del retorno de cualquier otro evento deportivo», concluye César Cano.