Los contratos crecen en 10.000, pero bajan los indefinidos

SPC
-

CCOO y UGT denuncian la «escalada» de la precarización y exigen la derogación de las reformas laborales y más medios para la Inspección en su lucha contra el fraude

Los contratos crecen en 10.000, pero bajan los indefinidos

La precarización del mercado laboral tan criticada desde el mundo sindical avanza y la contratación temporal gana peso a pesar de los esfuerzos por contener su uso. El mercado laboral de Castilla y León contabilizó en 2019 un total de 944.661 contratos iniciales, que suman 9.174 más que en el ejercicio anterior, pero los indefinidos mermaron en 6.667. Además, la transformación de temporales en indefinidos descendió un 0,7 por ciento, hasta un total de 37.027 contratos beneficiados, frente a los 37.272 del año anterior.
El Servicio Público de Empleo Estatal (Sepe) revela en sus bases de datos que el año pasado se suscribieron en la Comunidad 44.920 contratos indefinidos (sin incluir las transformaciones), frente a los 51.587 de 2018, un 12,9 por ciento menos. Esto supone que el porcentaje de estos contratos sobre el global descendió del 5,5 en 2018 al 4,8 por ciento en 2019. O lo que es lo mismo, los temporales crecieron desde el 94,5 al 95,2 por ciento, según informa Ical.
Un análisis pormenorizado de la contratación inicial en la Comunidad revela una predominancia absoluta por parte de los empresarios, del contrato eventual por necesidades de la producción junto al de obra o servicios, con 530.165 y 290.234 contrataciones a lo largo del año 2019, respectivamente.
Las cifras que aporta Sepe constatan que de los contratos eventuales, 387.194 tuvieron una duración de menos de un mes; y en los de obra y servicio, la mayor cifra, 36.227, fueron de tiempo inferior o igual a una semana.
Cabe destacar también que por tramos de edad, el colectivo masculino que más sufrió el contrato por necesidades de producción fue el de entre 30 y 39 años, con 64.912 contrataciones; y dentro del femenino, el de mayores de 45 años, con 70.525. El segundo con más contratos en varones, fue el de menores de 25 años, con 63.406; y en mujeres, el de entre 30 y 39 años, con 67.758.
En cuanto a los contratos por obra, los mayores de 45 años acumularon más contratos, 49.613 los hombres y 36.922 las mujeres de esas edades; y en segundo lugar, los varones y las mujeres de entre 30 y 39 años, con 38.499 y 28.821, respectivamente.
Por lo que se refiere a el tercer grupo más numeroso de contratos, fueron los de interinidad, con 67.269, de los que 7.230 fueron de menos de siete días y 4.333, de entre siete y 15 días, aunque 46.086 aparecieron como indeterminados.
La tipología de contratos es amplia en España, y junto a los indefinidos (44.411 y 509 a personas con discapacidad); los eventuales por causas de la producción (530.165); los suscritos por obra y servicio (290.234); y los de interinidad (67.269), también se suscribieron 3.050 de prácticas; 2.031 de formación; 1.237 temporales para personas con discapacidad; 1.116 por jubilación anticipada; 501 de relevo; 14 de sustitución por jubilación a los 64 años; 92 de investigador predoctoral en formación y 4.032 de otro tipo.
Escalada fraudulenta.

El secretario autonómico de Empleo, Política Institucional y Diálogo Social de CCOO, Saturnino Fernández, denunció que el fraude en España en contratación temporal es «muy importante» porque con la flexibilización de las normativas «se permiten cosas que no se deberían permitir».
Al respecto, el secretario general de Política Sindical y Empleo de UGT, Raúl Santa Eufemia, puso sobre la mesa la enorme preocupación que existe por la «escalada diaria» en la creación de empleo precario, con el uso generalizado de las empresas de la concatenación de contratos de unos pocos días, no continuos, y con jornadas parciales. «La precarización es total en contratación, jornada, horarios y salarios», con lo que es imposible que el trabajadores disfrute de sus derechos, del descanso, la conciliación y genere protección. «No sabes qué va a pasar semana a semana», dibujó.
Saturnino Fernández y Raúl Santa Eufemia coincidieron, en declaraciones a Ical, en que es básico acabar con las últimas reformas laborales y afrontar normativas «coherentes» que ajusten la causalidad de los contratos y todo lo que no encaje en ellas que sea empleo indefinido. Ambos dirigentes sindicales exigieron asimismo que se potencie la Inspección de Trabajo para que actúe contra el fraude en la contratación temporal y contra le economía sumergida.
Asimismo, apelaron a la negociación colectiva como vía para que se frene la contratación fraudulenta, marcando objetivos dentro de los convenios colectivos; y exigieron políticas de sensibilización para que toda la sociedad se involucre frente a estas prácticas