Rohaní culpa a EEUU del fracaso de los intentos de diálogo

Agencias
-

El mandatario iraní agradece la mediación internacional, capitaneada por Francia, para solucionar el conflicto entre Teherán y Washington pero asegura que el acuerdo no puede lograrse debido al empeño de Trump de mantener las sanciones

Rohaní culpa a Trump del fracaso de los intentos de diálogo - Foto: SPUTNIK

El presidente iraní, Hasan Rohaní, ha culpado hoy a su homólogo estadounidense, Donald Trump, del fracaso de los recientes esfuerzos de mediación entre ambos países, realizados principalmente por Francia durante la Asamblea General de la ONU.
"Nosotros cooperamos, pero la parte que lo obstruyó fue la Casa Blanca. Irán, París, Tokio y el resto de países no tuvieron la culpa", dijo el presidente durante una reunión del gabinete.
Rohaní criticó que EEUU y sus aliados "querían convencer a la opinión pública de que todo estaba listo para una diplomacia pacífica y que Irán era el terco".
"Durante mi visita de 70 horas a Nueva York, tuvimos 15 reuniones con líderes mundiales y pudimos destruir la conspiración que los enemigos habían planeado contra Irán", agregó, según las declaraciones recogidas en un comunicado de la Presidencia iraní.
Esa conspiración incluía, según Rohaní, tanto dar la impresión de que Irán es el país que crea tensión en el golfo Pérsico como que es el que no acepta negociar para salvar el acuerdo nuclear de 2015.
El presidente francés, Emmanuel Macron, intentó hasta el último momento que Rohaní y Trump se reunieran en Nueva York y, de acuerdo a los medios estadounidenses, incluso hubo una llamada telefónica del mandatario de EEUU que el iraní no respondió.
No obstante, Trump reconoció que descartó levantar las sanciones impuestas a Irán para reunirse durante la Asamblea General de la ONU con Rohaní, quien hoy volvió a reiterar que esa es una condición básica.
EEUU impuso sanciones a Irán el año pasado tras retirarse de modo unilateral del acuerdo nuclear firmado en 2015 entre Teherán y seis grandes potencias, que limita el programa atómico iraní a cambio del levantamiento de las sanciones internacionales.
"Siempre hemos buscado seguridad en la región y nunca hemos buscado armas nucleares. Deben levantar las sanciones y permitir las actividades comerciales de Irán", aseveró Rohaní.

 

El plan de Macron

El presidente iraní insistió en que "siempre que se respetan los derechos de la nación iraní, el camino está despejado" para llegar a un posible acuerdo.
Al respecto, agradeció el plan propuesto por Macron pero indicó que "un asunto tan importante no puede resolverse en unas pocas horas sin tener en cuenta todos sus aspectos".

Sobre la iniciativa francesa, el jefe de la diplomacia iraní, Mohamad Yavad Zarif, afirmó hoy tras la reunión del Consejo de Ministros que "no incluye los puntos de vista" de Irán.
El documento estipula que Irán nunca adquirirá un arma nuclear, cumplirá "plenamente" con sus compromisos y aceptará una negociación sobre un marco a largo plazo para sus actividades nucleares. También "se abstendrá de cualquier agresión y buscará la paz en la región".
A cambio, EEUU levantaría todas las sanciones reimpuestas e Irán tendría "plena capacidad para exportar su petróleo y utilizar libremente sus ingresos", según el texto.
Zarif enfatizó que las negociaciones continuarán hasta que estos temas se reflejen correctamente, pero advirtió también a Europa de que si no cumple con su parte del acuerdo nuclear Irán seguirá tomando medidas.
En respuesta a las sanciones estadounidenses y a la incapacidad de Europa en contrarrestarlas, las autoridades iraníes han dejado de cumplir en los últimos meses algunos de sus compromisos del pacto, superando por ejemplo los límites de almacenamiento y de enriquecimiento de uranio. 

 

Las amenazas de Jameneí

Por su parte, el líder supremo de Irán, Ali Jameneí, ha advertido de que su país seguirá reduciendo sus compromisos del acuerdo nuclear de 2015 hasta alcanzar "los resultados deseados".
"Continuaremos reduciendo seriamente nuestros compromisos. La Agencia de Energía Atómica (iraní) debe llevar a cabo cuidadosa y completamente toda la reducción de compromisos que la República Islámica ha asumido", afirmó en una reunión con comandantes de la Guardia Revolucionaria.
Jameneí no citó los requisitos de Irán para cambiar de opinión pero aseguró que "los estadounidenses fallaron en su política de presión máxima", según publicó la página web del líder. "Las sanciones impuestas a las ventas de petróleo son un problema a corto plazo para el país, ya que largo plazo tienen el beneficio de romper la dependencia de los ingresos del petróleo", señaló.
El líder supremo afirmó que EEUU asumió que con estas presiones lograrían que Irán "aceptara comprometerse con ellos", pero fracasaron en su intento de celebrar una reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el iraní, Hasan Rohaní.
"Incluso comenzaron a suplicarnos y utilizaron a sus amigos europeos como mediadores. Han fallado hasta ahora y esta política fallará siempre", apostilló.