Barcelona prohíbe abrir nuevos locales de juego y apuestas

Europa Press
-

La ciudad se plantea el decrecimiento de estos establecimientos en un nuevo plan especial urbanístico para "evitar adicciones" entre los ciudadanos, por lo cual cuando cierre uno no se podrá abrir otro y no podrán estar cerca de colegios y hospitales

Barcelona prohíbe abrir nuevos locales de juego y apuestas

La Comisión de Gobierno de Barcelona ha aprobado una suspensión de comunicados para abrir nuevos establecimientos de juegos de azar, salas de juegos, bingos y casinos para "preservar la salud de la ciudadanía y evitar los problemas que pueden generar", ha informado este martes el Ayuntamiento en un comunicado. 
El Gobierno municipal ha explicado que se quiere "poner orden en los locales de juegos y apuestas" para hacer frente a las adicciones a las redes, a las pantallas y al juego patológico, teniendo en cuenta el impacto negativo y las consecuencias sociales para la población, especialmente para los jóvenes. 
Esta nueva línea de trabajo específico se ha impulsado desde la Concejalía de Envejecimiento, Salud y Cuidados y el área de Ecología, Urbanismo, Infraestructuras y Movilidad, que ven clave la "limitación y ordenación" de los establecimientos de juego donde se realizan apuestas en la ciudad. 
Se ha suspendido por un año la admisión de comunicados para abrir establecimientos de juegos de azar, salones de juego, apuestas, bingo y casinos, en una suspensión que afecta igualmente la entrega de licencias y admisión de comunicados para hacer obras destinadas a la apertura o ampliación de estos locales. 
La suspensión de comunicados y licencias aprobada quiere "blindar" la ciudad, donde ahora no hay una regulación en este ámbito, para evitar que se ubiquen nuevos negocios vinculados al juego y las apuestas, y actualmente en Barcelona hay 53 locales dedicados a juegos de azar: 35 salones de juego, 17 bingos y un casino.

 

Nuevo plan urbanístico

El Gobierno municipal iniciará la redacción de un plan especial urbanístico -un plan de usos- que regulará la implantación de establecimientos, y en el que se propondrá un "decrecimiento" del número de establecimientos actuales -cuando cierre uno no se podrá abrir otro-. 
Asimismo, se evitará que haya locales de este tipo cerca de centros educativos y sanitarios, y también se impedirá el acceso a páginas de juego online desde todas las dependencias municipales, y se analizará en mayor profundidad el impacto en la salud del juego patológico y las adicciones. 
La medida prevé crear programas de prevención para escuelas, prohibir la publicidad y el patrocinio de este tipo de negocios en la red de transporte público de la ciudad, y el Ayuntamiento ha recordado que la última encuesta Estudes de 2016 afirma que el 6,4 por ciento de la población de entre 14 y 18 años afirma jugar dinero a través de Internet.