Semenya pierde su batalla legal

Agencias
-
Semenya pierde su batalla legal - Foto: PAUL CHILDS

El veredicto falla a favor de la IAAF contra la doble campeona olímpica, por lo que podrá seguir compitiendo como mujer siempre que se medique para reducir sus niveles de testosterona

El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) ha desestimado este miércoles el recurso de la atleta sudafricana Caster Semenya contra la Federación Internacional de Atletismo (IAAF). De este modo, la atleta tendrá que disminuir con medicación sus niveles de testosterona si quiere competir en las categorías femeninas, o bien competir contra hombres.
El veredicto, que se había pospuesto en varias ocasiones debido a la compleja disputa ética y legal que ha desatado el caso, admite que la normativa es "discriminatoria" aunque necesaria para proteger del deporte femenino.
Semenya, doble campeona olímpica y triple mundial de 800 metros, sostenía que nuevas regulaciones de la IAAF para limitar el acceso a las pruebas de entre 400 y 1.500 metros a las atletas con altos niveles de testosterona en sangre o que sufrían hiperandrogenismo eran discriminatorias y buscaban apartar a deportistas como ella de la alta competición. La atleta siempre se había negado a medicarse para reducir su naturaleza biológica, alegando que su derecho a competir como mujer prevalecía por encima de todo. "Quiero simplemente correr de manera natural, como lo hago desde que nací", decía la atleta cuando compareció ante el TAS. "No es justo que me pidan cambiar, no es justo que la gente se pregunte quién soy", añadió.

La nueva normativa de la IAAF contra la que Semenya inició el caso, con apoyo de la federación de atletismo de su país, impedirá participar en pruebas de medio fondo a las atletas que no mantengan sus niveles de testosterona por debajo de los 5 nanomoles por litro de sangre durante al menos seis meses antes de competir.
Hasta la fecha, el umbral de tolerancia para los niveles de testosterona estaba en los 10 nanomoles y ahora se reduce a la mitad porque, según estudios a los que alude la IAAF, una mayor proporción aumenta un 4,4 % la masa muscular, entre un 12 y un 26 % la fuerza y un 7,8 % la hemoglobina.