"Las calles tienen el tamaño que tienen"

Nacho Sáez
-

El concejal de Tráfico, Ramón Muñoz-Torrero, defiende su gestión durante el "caos" circulatorio del pasado Puente de Mayo.

"Las calles tienen el tamaño que tienen"

«He salido a las 13:55 y son y 27 y sigo sin llegar a mi casa en coche. En una ciudad como Segovia que llegues antes andando que en coche es que hay algo que no funciona bien». Como este tuit, circularon muchos durante el mediodía de este jueves debido a los grandes  –o al menos inhabituales– atascos  que se formaron en Segovia como  consecuencia de la afluencia masiva de visitantes por el Puente de Mayo y principalmente por la festividad de la Comunidad de Madrid. El recurso al desahogo por las redes sociales fue la fórmula empleada por numerosos segovianos para calmarse tras pasarse treinta minutos y en algunos casos hasta tres cuartos de hora para realizar trayectos dentro de la ciudad en los que habitualmente tardan entre diez y veinte minutos. En los accesos al centro por la avenida Padre Claret, la fila de vehículos detenidos llegaba hasta la Carretera de Palazuelos, y en la calle San Gabriel la circulación apenas avanzaba. 
El concejal de Tráfico, Ramón Muñoz-Torrero, reconocía la «extraordinaria» densidad de tráfico registrada, pero defendía la gestión  realizada. «Los accesos al centro se han cortado incluso antes que otros días de este tipo y a los conductores se les ha redirigido a los aparcamientos, pero las calles tienen el tamaño que tienen y no podemos ampliarlo», justificó en declaraciones a El Día de Segovia.
La próxima entrada de nuevo en funcionamiento del parking de José Zorrilla es la principal esperanza a la que se agarra para solventar los problemas que se generan casi cada fin de semana o puente festivo  con buen tiempo. «Está más alejado del centro y eso nos puede ayudar», argumenta el propio edil de Tráfico, que encomienda al próximo equipo de Gobierno que resulte de las elecciones del 26 de mayo la tarea de encontrar un terreno para habilitar un aparcamiento disuasorio. «Nosotros no hemos encontrado ninguno. Es una tarea muy difícil», asevera.
Lo más parecido es el solar del Velódromo, ya utilizado con ese propósito, pero sus dimensiones resultan insuficientes y tampoco canaliza el tráfico procedente de la Carretera de Soria ni buena parte del que llega desde Madrid. Muñoz-Torrero defiende la necesidad de restringir al tráfico el casco histórico en estas ocasiones salvo para residentes, a pesar de que esa decisión traslade la presión a otras zonas de Segovia. Otra solución podría pasar por ampliar «el círculo» en el que se prohibe la circulación en fines de semana y festivos, pero la principal sería encontrar un solar para aparcamiento disuasorio que evite caos como el vivido este jueves.