La oposición frustra la Casa del Deporte

D. Aso
-

PP, Ciudadanos, Centrados e IU tumban el proyecto de la Concejalía de Deportes de alquilar un local para instalar las oficinas del IMD y un espacio común para los clubes.

La concejala de Deportes, Marian Rueda, entre lágrimas, este jueves junto a la alcaldesa, Clara Luquero. - Foto: Olga Rubio

Reconocer en público que se te ha caído «uno de los principales pilares» del programa electoral puede no tener cabida en ningún manual de vieja política, pero sí en uno de honestidad que, por otro lado, no siempre tiene premio. La concejala de Deportes, Marian Rueda, anunció este jueves entre lágrimas que el proyecto de una nueva Casa del Deporte donde tengan presencia todos los clubes y asociaciones de la ciudad (con sede incluida para aquellos que carecen de ella, así como las oficinas del Instituto Municipal de Deportes) se queda en suspenso tras haber sido tumbado por la oposición.
El IMD celebraba por la mañana junta rectora extraordinaria para abordar la aprobación del pliego de condiciones para sacar a concurso la búsqueda de un local que alquilar para este proyecto, y ningún representante de los grupos de la oposición apoyó el gasto previsto: 40.000 euros en equipamiento y 40.000 de alquiler durante el primer año, así como un máximo de algo más de 4.000 euros de renta mensual a partir de entonces, salvo hipotética rebaja por los aspirantes a arrendadores que pudieran surgir. Tanto el PP como Cs consideraron que es un coste demasiado alto para el beneficio que reportaría, según los comunicados que emitieron el mismo jueves. Y Marian Rueda, rota ante los micros: «No pasa nada», le decía la alcaldesa, Clara Luquero, en un intento por calmarla. «Sí pasa», replicaba la concejala. «Llego a la conclusión de que la política no hay quien la entienda, yo la política no la entiendo, de verdad». Rueda atribuye el rechazo de la oposición al escenario preelectoral: «Estoy convencida de que hasta ellos mismos piensan que es bueno para Segovia, pero estamos en un momento ya casi electoral y parece que hay que decir que no a todo lo que se ha construido», señaló segundos antes de emocionarse al destacar que «hay mucho trabajo detrás de este proyecto».
La nueva Casa del Deporte se pensaba ubicar en las dependencias actuales de Urbanismo cuando éstas se trasladaran al palacio de Mansilla, tal y como pensaba hacer el equipo de Gobierno.Esperaba que se lo alquilara la Fundación Caja Segovia, titular del histórico inmueble, pero al final lo ha puesto a la venta y el proyecto deportivo viró hacia la búsqueda de otro local. Tiempo que se perdió y un proyecto que se queda en suspenso, como poco, hasta el próximo mandato.