Sociedad anónima sí, sociedad anónima no

Nacho Sáez
-
Sociedad anónima sí, sociedad anónima no

La directiva de la Segoviana comienza a deslizar que planteará a los socios convertir el club en SAD, pero una peña ya ha expresado su rechazo a esta posibilidad.

La Segoviana afronta el tramo decisivo de la temporada con frentes abiertos en sus principales estamentos. El primer equipo se jugará en el próximo mes el título de Liga y con él, la clasificación para la Copa del Rey del próximo curso y llegar al ‘play off’ como cabeza de serie. O lo que es lo mismo, con la posibilidad de ascender a través de una única eliminatoria. Tras recibir este domingo en La Albuera al Burgos Promesas (17:00 horas), pondrá en juego sus opciones de ser campeona en los tres compromisos que disputará en menos de treinta días contra sus rivales más directos: Zamora (31 de marzo), Numancia B (7 de abril) y Arandina (28 de abril). 
El desenlace de esa etapa alpina para el equipo que entrena Manu González es una incógnita. El último partido contra el Santa Marta lo tuvo que jugar sin Rubén Yubero, Charly, Asier, Ivi y Álex Conde, que arrastran diferentes problemas físicos. La ausencia de jugadores clave durante casi toda la temporada ha encarnado el principal lamento de la Segoviana, que quién sabe si no podría haber sumado más puntos que el Zamora y la Arandina a estas alturas. Pero además preocupa que no vayan a llegar en un estado óptimo a la parte más importante del curso.
A la espera de resolver esa duda, el club continúa sin descifrar otra que se refiere a lo institucional. En junio tiene que convocar elecciones a la presidencia y la actual junta directiva aún no ha aclarado si continuará o no. Más bien lo que ha hecho es comenzar a deslizar la necesidad de dar un giro de 360 grados a la forma jurídica por la que se ha regido la Segoviana durante toda su historia. En los últimos días, ha dejado entrever que planteará a los socios la posibilidad de convertir la entidad en Sociedad Anónima Deportiva.
«Hay que saber si queremos dar un salto de calidad o quedarnos como estamos y ser un equipo ascensor», apuntó en ‘La 8 de Segovia’ uno de los directivos, Fernando de Frutos. «Si nos convertimos en Sociedad Anónima, a lo mejor podemos estar en Segunda División en cuatro o cinco años», abundó su compañero Juan Carlos Renedo, que reconoció que en la directiva el sentir a favor del cambio es unánime. «Eso sí, hay que acertar con el inversor. Que sea de confianza, de garantía y que mantenga la estructura de trabajo que se ha creado en el fútbol base», subrayaron.
Sin embargo, una de las peñas del club, Segovirras, ya se ha expresado contraria a la reconversión. En un comunicado que se puede leer íntegro en su perfil de Twitter (@Segovirras94), recuerda las desapariciones del Real Burgos, CD Logroñés, CP Mérida, Unión Deportiva Salamanca o del CD Palencia –entre otros– y concluye que «queremos un club de los socios, un club que represente a la ciudad de Segovia y que esté dirigido por gimnásticos y no por empresarios que nos prometan el cielo y luego nos abandonen en el barro».
En una entrevista en este periódico el pasado 12 y 13 de enero, el presidente de la Sergoviana, Agustín Cuenca, admitió haber tenido conversaciones con grupos inversores que no habían pasado de un primer contacto. «El que no seamos sociedad anónima echa a mucha gente para atrás», remarcaba, al tiempo que indicaba que el crecimiento del club pasa por afrontar ese cambio.