Última sesión del juicio de las prejubilaciones

A.M.
-
Última sesión del juicio de las prejubilaciones

Esta mañana tiene lugar la última sesión del juicio de las prejubilaciones de exdirectivos de Caja Segovia, por 17,2 millones de euros, quedando vista para sentencia.

Presidida por José Miguel García Moreno, la sesión ha dado comienzo minutos después de las diez de la mañana con el informe de las defensas de tres exconsejeros y otros tres exdirectivos. Se trata del expresidente Atilano Soto y de los exvicepresidentes Manuel Agudíez y Elena García Gil, así como del exdirector general, Manuel Escribano, del exjefe de Recursos Humanos, Enrique Quintanilla, y el exsecretario general, Antonio Tapias. 

Mientras que las defensas solicitan sentencia absolutoria, igual que la Fiscalía,  la acusación particular de la Fundación Caja Segovia, pide tres años de cárcel para Soto,  y dos para Agudíez, para García Gil y para Tapias, así como cuatro para Escribano y Quintanilla. La acusación popular de Izquierda Unida pide entre ocho y seis años. 

A última hora, antes de que el magistrado declare el juicio visto para sentencia podrán intervenir los acusados. Asimismo se ha juzgado a otros cinco exdirectivos como partícipes a título lucrativo,  de los que IU ha retirado la acusación a cuatro, para quienes las defensas han pedido también la absolución.

El conjunto de las defensas está solicitando el pago de las costas para las acusaciones.  En su intervención en la sesión del martes, la fiscal Pilar Orleta dijo que "no hay prueba de cargo para acreditar que los acusados cometieron los hechos por los que se sientan en la sala y no existen elementos suficientes para considerar que la presunción de inocencia ha sido desvirtuada conforme a los criterios establecidos por la jurisprudencia del Tribunal Supremo".