Un estatuto reforzado para un futuro alentador

SPC
-

El presidente en funciones de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano, defiende que el documento ha hecho a la región «mejor que hace 36 años» y Herrera asegura que se trata de una «pieza clave» en el desarrollo de la Comunidad

Momento del discurso del presidente en funciones de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano, ante el Parlamento regional durante la celebración del XXXVI aniversario. - Foto: Miriam Chacón (Ical)

Treinta y seis años y un futuro alentador por delante. Este fue el mensaje que emanó ayer delParlamento regional durante la celebración del Día del Estatuto de Autonomía, donde el presidente en funciones de la Cámara,RamiroRuiz Medrano, apostó por «reforzar» el compromiso existente con el modelo autonómico, ya que ha sido el que ha permitido ejercer las libertades democráticas dentro del marco de la distribución territorial establecida por la Constitución, al tiempo que pronosticó «un futuro alentador» para la norma básica de la Comunidad. Según puso de relieve en su discurso en el acto, Ruiz Medrano tildó al Estatuto como la «base sólida» sobre la que desarrollar la evolución de Castilla y León, con sus cambios, sensibilidades, necesidades e ilusiones de sus ciudadanos.
Durante su discurso, en un Pleno en el que no se ha entregado Medalla de las Cortes, Ramiro Ruiz Medrano reivindico «diálogo, pacto y acuerdo» para que el Parlamento «cumpla con su cometido» y que «las nubes propias del debate político» no le hagan perder «el horizonte»  ya que tal y como ha puntualizado «en un parlamento plural es obligatorio dialogar, pactar y llegar a acuerdos para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos».
Precisamente, el sustituto en funciones de Silvia Clemente al frente de las Cortes, consideró que en estos 36 años «las sensibilidades han cambiado» además de que la realidad social «es otra», y aunque elogió el resultado conseguido en estos años y que ofrecen «un futuro alentador», el presidente en funciones del Parlamento autonómico reconoció que los retos que hay por delante «con muchos» e hizo un llamamiento para asumirlos»con valentía, sin aspavientos innecesarios y más en esta tierra nuestra de Castilla y León» que está marcada por la «austeridad y templanza».
Después de 36 años del Estatuto de Autonomía dentro de un marco autonómico que «tanto bueno ha traído al conjunto del país» y a su progreso, Medrano estimó que Castilla y León ha cambiado «para bien», consiguiendo un desarrollo económico, social y cultural «incuestionables»que han facilitado que la Comunidades esté «mejor que hace 36 años». Sin embargo, atribuyó este desarrollo, no tanto al texto como a la «vida» insuflada por los ciudadanos de la Comunidad y que han «trabajado, convivido y han crecido» con el texto del Estatuto.
un texto con vida propia. Al respecto, el presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, que  participó en su último día del Estatuto como líder del Ejecutivo regional, quiso destacar la figura del documento como «pieza básica» para la conformación de Castilla y León pero advirtió de que no es un texto «inmovilista» tras la aprobación de tres reformas siempre con un «amplio consenso», por lo que, «tiene vida propia» y, además, «está en desarrollo».
Tras afirmar que sólo hablaría del Estatuto -no de cuestiones de actualidad como el paso de Silvia Clemente a Ciudadanos-, el presidente describió la historia de lo que ha supuesto para Castilla y León tanto la celebración de la máxima norma como de los 40 de la Constitución española que ha permitido un Estado descentralizado. «El Estatuto de autonomía tiene vida propia y está en desarrollo», destacó el presidente, que insistió en que la norma básica de Castilla y León se constituyó como «pieza clave» para la conformación de la Comunidad, al tiempo que reseñó su contribución en la vertebración territorial, informa Ical.
36 años de logros. Después de defender las virtudes del Estatuto como norma básica dentro de la Comunidad, el presidente den funciones de las Cortes defendió que fruto de las posibilidades que ha otorgado el texto es también el reflejo de la composición de las Cortes autonómicas, que están a punto de cerrar la legislatura «más diversa y plural» de la historia reciente de Castilla y León, con la presencia de seis opciones políticas en cinco grupos parlamentarios, ante los que el Parlamento ha evidenciado su «capacidad de adecuación» y la obligatoriedad de «dialogar, pactar y llegar a acuerdos para dar respuesta a las necesidades de los ciudadanos».
Por su parte,Herrera quiso recordar algunos logros conseguidos durante las últimas tres décadas y media, y aunque haya «asignaturas pendientes», destacó el avance logrado en las infraestructuras al pasar de 40 kilómetros de autovías a los 2.500 de la actualidad.
A pesar de señalar que no se ha conseguido la asunción de las competencias de la cuenca del Duero, el presidente de la Junta de Castilla y León, insistió en los avances logrados en cooperación vertical con el Estado y en horizontal con otras autonomías como la conseguida con Galicia y Asturias en torno al corredor del Atlántico, que hoy llevarán sus reivindicaciones a Madrid.