Detenido en Cuéllar tras desobedecer a la Guardia Civil

D.M.Arranz
-

Un hombre ha sido detenido este jueves por la Guardia Civil en Cuéllar tras incumplir el Real Decreto del estado de alarma, y hacer caso omiso posteriormente a sus órdenes. Se le imputan los delitos de desobediencia y resistencia a la autoridad

Aunque en la localidad de Cuéllar hasta ahora la Policía Local solo había realizado recomendaciones y no había ejecutado denuncia alguna por incumplir el Real Decreto del estado de alarma, ha sido este jueves cuando se ha practicado la primera denuncia que ha llevado pareja una detención. Ha sido una patrulla de la Guardia Civil la que ha detenido a un hombre en la calle Resina de Cuéllar tras incumplir primero el decreto de estado de alarma, y hacer caso omiso a las órdenes de la patrulla. Se le ha requerido al hombre que se pusiera firme, y éste, según testigos presenciales ha llegado a golpear con el puño el vehículo de la Guardia Civil, repitiendo posteriormente las palabras que decían los agentes.

Según ha confirmado la subdelegación del Gobierno a esta redacción se le ha detenido por desobediencia y resistencia a la autoridad, de forma que es el primero en la provincia de Segovia tras declararse el estado de Alarma por incumplir el Real Decreto. Los agentes le han introducido en el coche y le han llevado al cuartel del municipio.

La sanción que pesará sobre el detenido puede ir desde los 601 euros a 30.000 euros por infracciones graves según recoge el artículo 36.6 de la Ley de Seguridad Ciudadana.

Detenido en Cuéllar tras encararse con la Guardia CivilDetenido en Cuéllar tras encararse con la Guardia Civil

Se califica como infracción grave y contempla sanciones por "desobediencia o la resistencia a la autoridad o a sus agentes en el ejercicio de sus funciones, cuando no sean constitutivas de delito, así como la negativa a identificarse a requerimiento de la autoridad o de sus agentes o la alegación de datos falsos o inexactos en los procesos de identificación".

Multa que podría ser más dura porque el Código Penal también fija penas de prisión si "resistieren o desobedecieren gravemente a la autoridad o sus agentes en el ejercicio de sus funciones, o al personal de seguridad privada, debidamente identificado, que desarrolle actividades de seguridad privada en cooperación y bajo el mando de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".