El Sevilla pisa con fuerza los octavos

SPC
-

Un tanto de Ben Yedder y otro de Pablo Sarabia dan la victoria al conjunto hispalense ante la Lazio y meten a los andaluces en la siguiente ronda de su competición fetiche

El Sevilla pisa con fuerza los octavos - Foto: Julio Muñoz

El Sevilla ganó ayer 2-0 a la Lazio con goles de Wissam Ben Yedder y de Pablo Sarabia en un partido competido y con dos expulsados, uno por cada bando, con lo que el pentacampeón de la Liga Europa logró el pase a los octavos de final al superar su decimoctava eliminatoria seguida en el torneo.
El 1-0 del francotunecino a los 20 minutos, el tanto número 100 de su equipo en el segundo torneo continental, desde fases de grupo hasta la final, dio tranquilidad al cuadro andaluz, que sufrió en el inicio del segundo tiempo al apretar el bloque ialiano y ser expulsado en el minuto 60 Franco Vázquez, pero los visitantes no atinaron y el que sí lo hizo, ya con su rival también con uno menos, fue Sarabia, que sentenció a 12 del final.
Los hispalenses, en los que Escudero se lesionó en el minuto 6 y fue sustituido por Promes, salieron con un punto más de intensidad que el cuadro transalpino, muy receloso para evitar riesgos y que adoleció de mucha más profundidad para generar peligro.
En una primera mitad con mucho respeto entre ambos rivales y pocas ocasiones. Ben Yedder, el más activo y acertado del Sevilla, firmó el tanto inicial gracias a su movilidad y desequilibrio a los 20 minutos.
El ariete cedió el balón a Sarabia, que lanzó un fuerte zurdazo desde la frontal y, aunque el meta Strakosha lo rechazó, el francotunecino remachó al fondo de la red para lograr el 1-0 y ampliar la renta que ya tenía el Sevilla.
A los italianos, que seguían necesitando dos goles para pasar la eliminatoria, no les quedaba otro que espabilar. Trataron de irse hacia adelante, pero sin demasiada verticalidad, con solo dos intentos baldíos de Immobile y Milinkovic-Savic.
En la reanudación, la Lazio pareció salir a por todas. No le quedaba más remedio. Inzaghi metió pólvora con el argentino Correa y Rómulo y rozó el empate.
Sin embargo, fue Sarabia el que a falta de 12 minutos para la conclusión del duelo sentenció e hizo que los suyos pisaran con fuerza los octavos de final.