La estepa segoviana

Sergio Arribas
-
Mapa de algunos pueblos del nordeste

Dentro de la comarca del nordeste de Segovia existe un territorio de 176 kilómetros cuadrados donde se concentran hasta 16 pequeños pueblos, 9 de ellos con menos de 50 habitantes.

La Unión Europea determina como «desierto demográfico» todas aquellas regiones escasamente pobladas, por debajo de los 12,5 habitantes por kilómetro cuadrado. El desierto demográfico avanza en España… y en Segovia. Y si hay una zona en la provincia especialmente castigada por la despoblación esa es la comarca del nordeste, que comprende 57 municipios y 118 núcleos de población, 98 de ellos con menos de 100 habitantes. En algunos pueblos de esta comarca, que ocupa el 25% de la superficie de la provincia, viven apenas dos, cuatro o seis personas. De las 33.000 personas que residían en 1950 se ha pasado a apenas 10.500 vecinos; lo que supone una pérdida de las dos terceras partes de su población. La densidad poblacional del territorio se sitúa en  5,7 habitantes por kilómetro cuadrado; frente a los 22,2 de la provincia y los 316,38 de la capital.

No es extraño que organizaciones como Codinse, que trabaja en el territorio, sea una de las organizaciones que lideró la marcha de los pueblos segovianos a Madrid para participar en la ‘Revuelta de la España Vaciada’.

Un ‘zoom’ sobre este territorio permite vislumbrar un área especialmente despoblada, un ‘desierto dentro del desierto’. Se trata, si se prefiere, de una ‘estepa’ o ‘desierto frío’, salpicado de pequeños pueblos con escasa población. La ‘estepa segoviana’ comprende una zona del nordeste de la provincia, delimitada, al este, por Ayllón y Riaza; por Sepúlveda, al oeste; y por Aranda de Duero (Burgos) al norte. En el extremo oeste la zona es atravesada por la A-I Autovía del Norte-Madrid-Burgos. La provincia de Segovia cuenta con una extensión de 6.921 kilómetros cuadrados y 209 municipios. La zona ocuparía 176 kilómetros cuadrados, el 2,5% de la superficie de la provincia. En la ‘estepa’ se concentran 16 pequeños pueblos de la provincia, como el más pequeño en población de Segovia: Pajarejos: 12 habitantes. El mayor del territorio apenas tiene 262 habitantes: Fresno de Cantespino.

Entre los 16 hay 9 localidades en claro riesgo de desaparición, esto es, con población envejecida y menos de 50 habitantes. Además de Pajarejos, están Bercimuel (25), Alconada de Maderuelo (27), Riaguas de San Bartolomé (28), Sequera de Fresno (34), Cilleruelo de San Mamés (35), Ribota (39), Encinas (43) y Carabias (49). Otros cuatro están por debajo de los 100 habitantes: Navares de Ayuso (53), Fresno de la Fuente (71), Corral de Ayllón (78) y Cedillo de la Torre (95); mientras que solo tres superan los dos centenares de vecinos censados: Granjera, con 223, Campo de San Pedro, con 258 y Fresno de Cantespino, donde están empadronados 262 vecinos.

En el conjunto de los 16 pueblos hay 1.332 habitantes, lo que suponen el 0,86% de la población de Segovia. Todos sus habitantes suman los que tienen, por sí solas, localidades como Navas de Oro (1.347 vecinos), Torrecaballeros (1.323) o Cantimpalos (1.321).

La sangría demográfica ha sido especialmente relevante en este territorio. Todos han perdido población, de forma acusada. En 1940, los 16 pueblos sumaban 5.493 habitantes, para caer a los 3.461 en 1970, los 1.930 en 1989 y los 1.648 en 2009. Sangrantes son los descensos en localidades como Bercimuel, que ha pasado de  353 habitantes (1960) a 25 (2018); Ribota, de 400 habitantes (1960) a los 39 actuales o Cedillo de la Torre (de 470 en 1960 a los 95 actuales). Los más ‘grandes’ de la estepa también han experimentado una crisis demográfica severa. Campo des San Pedro llego a tener 689 vecinos en 1970. Hoy cuenta con 258 empadronados; mientras que Fresno de Cantespino, que cuenta con 262 vecinos, llegó a tener 540, 465 y 461 vecinos en los años 1940, 1960 y 1970, respectivamente.