Estrategia ganadora

Patricia Martín
-

'Los diez lugares' de Lara García, boxeadora.

Estrategia ganadora - Foto: Rosa Blanco

Lara García María (Segovia, 1987). Estudió en el Colegio de los Maristas. Lleva 12 años como militar profesional y está destinada en la Academia de Artillería de Segovia. Deportista desde pequeña, comenzó a practicar Taekwondo con cinco años, también jugó al fútbol muchos años. Tras una brillante trayectoria dentro del Kickboxing se pasó al deporte del boxeo. Integrante del equipo Fight Club Segovia y miembro de la Selección Española de boxeo. Ha logrado tres campeonatos nacionales de boxeo y ha participado en numerosas citas internacionales. Su título más reciente fue este fin de semana en el campeonato regional.

1. Disco bar Orko, en Torrecaballeros. Lleva más de una década viviendo en Torrecaballeros, municipio al que también le une lazos familiares. Le gusta estar allí y hacer vida en «mi pueblo». En este establecimiento disfruta de tardes y noches rodeada de su gente, un lugar para pasarlo fenomenal, tomarse algo en buena compañía y si se tercia jugar a los dardos, el billar o el futbolín. 
2. La Patatería de la avenida Fernández Ladreda. En la hoy renombrada avenida del Acueducto, en una galería junto al bar Dakota, había una mítica y popular patatería, donde se pasó media infancia comprando, todas las tardes, gominolas y disfrutando de mil momentos junto a sus mejores amigos. La patatería era su lugar de referencia al igual que Láser, con sus recreativos y maquinitas. 
3. El barrio del Cristo del Mercado. Sus años de infancia están unidos al barrio del Cristo del Mercado, a las calles de Conde Sepúlveda y José Zorrilla. Desde su casa, enfrente del Bar Norte, iba todos los días a estudiar al Colegio de los Maristas, donde se quedaba a comer. Del Cristo del Mercado guarda «un gran recuerdo y cariño», es el barrio que le vio crecer. 
4. El Alcázar. Con letras mayúsculas y sin dar rodeos afirma que es su monumento preferido y que el Alcázar de Segovia es, sin lugar a dudas: «¡Impresionante!, lo mires por donde lo mires». Tiene la gran suerte de poder admirarlo muy a menudo y de conocer la fortaleza en profundidad gracias a su condición de militar profesional. Para ella, el Alcázar es intocable. Otro edificio con mucha historia que conoce a la perfección es el antiguo Covento de San Francisco, sede de la Academia de Artillería de Segovia. 
5. Los Jardinillos de San Roque. Confiesa que durante todos los años que estuvo en los Maristas, la mayoría de las celebraciones de los cumpleaños, con los compañeros de clase, tenían precisamente como escenario los Jardinillos de San Roque. Después de comer, de dar buena cuenta con los amigos del cole, unas cuantas raciones de pizza, en un local cercano, la diversión siempre continuaba jugando y pasándolo genial en los Jardinillos.
6. Laguna Rodrigo. En este pueblo segoviano, que pertenece al municipio de Santa María la Real de Nieva, vivían sus abuelos paternos y era donde veraneaba y pasaba muchos fines de semana junto a ellos. Como mínimo, cada verano, se tiraba un mes entero en Laguna Rodrigo y podía presumir de tener pueblo. Ahora no tiene prácticamente ningún contacto porque su abuela vendió la casa pero confiesa que hace muy pocas fechas pasó por allí para comprobar cómo estaba todo. 
7. El Teatro Juan Bravo. Del Juan Bravo, de su escenario y el patio de butacas, guarda muchos y gratos recuerdos por haber recibido allí varios galardones y reconocimientos a toda su carrera deportiva. Momentos en los que también fue muy afortunada de haber estado acompañada y haberlo celebrado con las personas más importantes de su vida. 
8. Conocer Tailandia. Viajar a Tailandia es un sueño todavía por cumplir. Una aventura en la que tiene muy claro que no iría sola sino junto a Diego Uceta, su entrenador, amigo, parte de su familia y con el que comparte gran parte de su vida. Asegura que a Diego nunca sabrá cómo poder agradecerle todo lo que hace por ella. Todo el tiempo, esfuerzo, sacrificio que le dedica y con el que comparte algo más que varios sueños.
9. Enamorada de Segovia.  Le sería realmente muy difícil elegir un sólo lugar de la provincia de Segovia, ya que le gusta todo, la tiene enamorada por completo y «soy una firme defensora de Segovia», por lo que se decantaría por infinidad de lugares. De la ciudad, las calles de la Judería y los Jardines del Alcázar. De la provincia, los Jardines del Palacio Real de La Granja, Valsaín y sus alrededores; la villa de Pedraza o las Hoces del Río Duratón. 
10. La Senda de los Molinos. Un rincón desconocido para esta segoviana hasta hace bien poco. Una ruta «encantadora» que tuvo la suerte descubrir con  una gran compañía, su pareja, que precisamente fue la que le comentó si había recorrido alguna vez la Senda de los Molinos de San Lorenzo. Le encantó desde el principio y le pareció increíble el gran parecido que tiene con el paraje de las Pesquerías Reales de Valsaín pero en plena ciudad. Lo que más le sorprendió fue que estos parajes de la ribera del río Eresma, están al lado mismo de la ciudad, pero como estamos acostumbrado a ir por Vía Roma, no se aprecia.