Un camino propio con una buena base

Patricia Martín
-
Un camino propio con una buena base - Foto: Rosa Blanco

'El fogón' de Carla España, Restaurante Aragón.

El número 1 de la calle San Agustín lleva muchos años vinculado al mundo de la hostelería segoviana, con el recordado Mesón de Patricia. Hace dos meses, inició una nueva trayectoria bajo el nombre de bar restaurante Aragón, bajo la dirección de la ecuatoriana Carla España. El nombre hace referencia a la ciudad en la que vivieron antes de llegar a Segovia, «vivíamos en Zaragoza y al venir aquí le hemos puesto el nombre de Aragón», comenta Carla España, que trabaja codo con codo con su madre, para ofrecer una propuesta de menús diarios más basada en la cocina casera y tradicional e nuestro país y los fines de semana, con los platos más característicos de la cocina ecuatoriana.
Carla España explica que sin duda este proyecto es una gran aventura. Cuenta con sobrada experiencia en este sector y en la ciudad de Segovia, ya que estuvo casi dos años en la cocina de Laly y después paso por El Patio de la Catedral. El empujón para ser empresaria se lo dio una amiga colombiana y exjefa suya que vino de vacaciones a España y le ofreció «ser mi socia y montar un restaurante». 
primeros pasos. Reconoce que no estaba nada convencida porque «no ve veía» pero le insistió y contó su propia experiencia como emprendedora, que podía superarse y que confiaba plenamente en ella para estar al frente de un restaurante. Una vez dado el paso, reconoce que las cosas van bien porque como ocurre, en la hostelería en general, a diario hay menos trabajo pero están teniendo una muy buena acogida los fines de semana.
El restaurante Aragón no tiene una carta física porque los platos van cambiando. En los menús diarios ofrecen los platos que todo el mundo consume en su propia casa, «una cocina española tradicional y casera»también preparan algún plato ecuatoriano, ya que no suele faltar el tradicional «encebollado», que es una sopa de pescado a base de bonito. También destaca la guatita ecuatoriana que, según explica Carla, «son como unos callos preparados con una pasta de maní y con patatas» 
La filosofía de los propietarios del restaurante Aragón se basa en «la comida del día» porque apuestan  porque sea siempre «fresca. No guardamos la comida. Como dueña del restaurante hago las cosas como me gustaría que me trataran como cliente».
mucha ilusión. La tradición taurina tan marcada y característica de este local no se ha perdido, ya que Carla, atendiendo las peticiones de sus clientes, ha contratado para ver en televisión las principales ferias y eventos taurinos de la temporada. Su objetivo es seguir dando nuevos pasos para afianzar la propuesta con desayunos y almuerzos. Ahora mismo, ya tienen disponible el comedor de la planta de abajo para acoger eventos y celebraciones familiares. El restaurante Aragón cuenta con buenos clientes segovianos y de otras latitudes que conocen bien la buena mano de sus cocineras y que han probado las rectas de la gastronomía ecuatoriana, con sabores cada vez más cercanos.