El PIB de CyL caerá un 7,4% en 2020 para subir un 5% en 2021

SPC
-

Según BBVA Reseach, la contracción de la actividad regional se verá mitigada por el mejor desempeño relativo de los sectores de actividades como el agrario y de alimentación, el sector público o los servicios de alto valor añadido

El PIB de CyL caerá un 7,4% en 2020 para subir un 5% en 2021

El Producto Interior Bruto de Castilla y León caerá un 7,4 por ciento en 2020, mientras que en 2021 crecerá un cinco por ciento, según las previsiones de BBVA Research, que estima que en Extremadura, Castilla-La Mancha, Castilla y León, La Rioja y la Comunidad de Madrid, la contracción de la actividad se ve mitigada por el mejor desempeño relativo de los sectores de actividades como el agrario y de alimentación, el sector público o los servicios de alto valor añadido, que se han visto menos afectados en la fase inicial de esta crisis, informa Europa Press.

Por otro lado, en País Vasco, Castilla y León, Galicia, Navarra y Aragón la actividad también podría caer menos que la media en 2020. En este caso, el retorno más rápido a la normalidad de los sectores industriales puede hacer que en estas comunidades, aunque el impacto inicial sea intenso, resulte también de menor duración. En el caso de País Vasco y Navarra, un mayor espacio fiscal ha permitido políticas más ambiciosas que en otras comunidades autónomas.

Sin embargo, según las previsiones de BBVA Research, las comunidades más dependientes del turismo y de las actividades de consumo social serán las más afectadas y además, su recuperación será más lenta. Por ello, en 2020 la caída del PIB será especialmente intensa en Baleares y Canarias, con el -17% y -13%, respectivamente.

La Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia con crecimientos del -8,3%, y Cataluña del -8,2% mostrarían también una pérdida de actividad mayor que el promedio nacional. Para 2021, a medida que retorne progresivamente la actividad en los sectores afectados por el confinamiento, la recuperación se extenderá hacia el Levante peninsular y las comunidades insulares, aunque de forma asimétrica.

Así, Baleares y Canarias, tras la fuerte contracción de 2020, serán las comunidades con mayor crecimiento, del 9,6% y 7,8% respectivamente. No obstante, su PIB se situará aún un 5% por debajo de los niveles alcanzados en 2019.

La mayor actividad turística, respecto a 2020, también beneficiará a las comunidades del arco mediterráneo: el crecimiento en Andalucía (5,8%), Murcia (6%), Cataluña (6%) y Comunidad Valenciana (6,1%) se situará por encima de la media de España, favorecidas por la recuperación del turismo. Las dos últimas, además, se verán también favorecidas por la progresiva recuperación de la actividad industrial y exportadora, cuya mejoría se extenderá también al resto de comunidades del norte.

En este punto, la diversificación de los mercados exteriores, y en particular hacia países que estén más adelantados en la superación de la crisis sanitaria, como los asiáticos, puede ayudar también a la reactivación de la actividad.