scorecardresearch

Taylor se une a la 'leyenda negra'

Agencias
-

El árbitro del Francia-España ya forma parte de lista de 'enemigos' de la Roja

Taylor se une a la ‘leyenda negra’ - Foto: AFP7 vía Europa Press

La interpretación hecha por Anthony Taylor de la acción que significó el gol de Kylian Mbappé que culminó la remontada de Francia ante España sitúa al colegiado inglés en parte de la 'leyenda negra' de la selección española, en la que figuran nombres 'ilustres' como Rene Mercet, Christopher Bambridge, Sandor Puhl o Gamal Al Ghandour.

La acción, que ha suscitado unanimidad entre jugadores y entrenadores del fútbol español al considerar que era fuera de juego -no así en buena parte del colectivo arbitral-, fue validada por el colegiado inglés al entender que el hecho de que Eric García rozase el envío de Theo Hernández habilitaba a Kylian Mbappé, quien batió a Unai Simón y estableció el 1-2 definitivo. Entre los episodios más recordados por los aficionados de la historia reciente figuran los siguientes:

 

Al Ghandour (2002)

El trío arbitral del partido España-Corea del Sur, liderado por el egipcio Gamal Al-Ghandour, entró a formar parte de esta leyenda negra con letras mayúsculas.

Su actuación perjudicó notablemente a la selección española en el estadio de la Copa del Mundo de Gwangju, que cayó en la tanda de penaltis de los cuartos de final ante la anfitriona tras acabar el encuentro con empate a cero. El clamor y el disgusto en la delegación española fueron patentes. La Roja iba camino de hacer historia, pero las decisiones del trío arbitral, se lo impidieron. Con el paso de los años, Al-Ghandour reconoció errores, aunque estos fueron producto de sus asistentes.

Anularon al equipo que dirigiría José Antonio Camacho dos tantos, uno a Rubén Baraja en el minuto 50 por entender que previamente había cometido falta Iván Helguera, y otro a Fernando Morientes en la prórroga por considerar que el centro de Joaquín Sánchez desde la derecha había superado la línea de fondo. 

 

Sandor Puhl (1994)

El Foxborough Stadium, situado en las cercanías de Boston, fue el punto final de la participación de España en el Mundial de Estados Unidos'94. España volvió a chocar con el muro de los cuartos de final en un partido en el que el equipo de Javier Clemente cuajó una buena actuación, pero entre la falta de acierto en el remate -Julio Salinas falló un mano a mano ante Gianluca Pagliuca-, la efectividad de Roberto Baggio y el colegiado húngaro Sandor Puhl se produjo el adiós al torneo cuando había grandes esperanzas de alcanzar la gloria.

Cuando el partido encaraba el final y España presionaba con todo en los últimos compases, el árbitro magiar no señaló como punible dentro del área un codazo de Mauro Tassotti sobre Luis Enrique, al que rompió la nariz. Ni siquiera las airadas protestas del entonces '21' con toda la cara ensangrentada le hicieron cambiar de opinión. Italia ganó por 2-1 y acabó proclamándose campeona mundial.

 

Bambridge (1986)

El conjunto que dirigía Miguel Muñoz se presentaba como vigente subcampeón europeo con un equipo ambicioso y con posibilidades, como al final confirmó al llegar a los cuartos de final y caer eliminado tan solo en la tanda de penaltis ante Bélgica. Pero el comienzo de la selección española estuvo marcado por la actuación del árbitro Christopher Bambridge y la polémica. 

El australiano, cuya designación fue cuestionada para un partido de la importancia como el que le medía a Brasil, no dio por válido un gol legal de Míchel González al entender que no había entrado en la portería tras golpear el balón en el larguero.

El esférico había rebasado la línea por 20 centímetros, pero Bambridge, pese a las intensas protestas de los jugadores españoles, mandó continuar el partido, que acabó con victoria de Brasil con un gol de Sócrates. 

Afortunadamente para la Roja, las victorias contra Irlanda del Norte y Argelia le permitieron superar la fase de grupos. El daño quedó mitigado en parte por esta circunstancia, aunque el fallo sigue presente en el imaginario colectivo.