El Espinar y Villacastín se muestran al viajero

DS
-

Ambas localidades protagonizaron la octava cita del ciclo de promoción turística de la Diputación 'Viajero, yo te enseñaré Segovia'

El Espinar y Villacastín se muestran al viajero

La octava visita guiada del ciclo ‘Viajero, yo te enseñaré Segovia’, que organiza Prodestur, el organismo de Turismo de la Diputación, recaló el pasado fin de semana en El Espinar y Villacastín, donde la majestuosidad de los templos de San Eutropio y San Sebastián acaparó la atención de los participantes. Raúl Rascón y Elena Mirón fueron los guías turísticos oficiales que descubrieron a los participantes todos los detalles que escondía esta excursión.

La visita comenzó en la Plaza Mayor de Villacastín, junto al ayuntamiento, donde se pudo ver el escudo característico del municipio con cuatro castillos que recuerdan que fue nombrada Villa en 1627; a continuación, la comitiva se detuvo a admirar la iglesia de San Sebastián, denominada por el Marqués de Lozoya ‘La Catedral de la Sierra’ por su porte y esbeltez. Obra del maestro Rodrigo Gil de Hontañón, fue declarada Monumento Nacional en 1944 y tiene apariencia herreriana en su exterior, siendo el estilo gótico el que impera en el interior. Destaca en ella tanto el retablo principal, con pinturas de Alonso de Herrera, como sus bóvedas nervadas, además de relevantes obras pictóricas y de su pila bautismal románica.

Tras la visita a la iglesia de San Sebastián, los grupos se trasladaron a El Espinar, Villa con más de setecientos años de historia y de tradiciones arraigadas. Poseedora de tres Cartas Pueblas, la primera concedida en el año 1297 por la ciudad de Segovia, en la actualidad es un pueblo joven con una privilegiada situación geográfica que celebra la Fiesta de los Gabarreros, declarada de Interés Turístico Regional.

El Espinar y Villacastín se muestran al viajeroEl Espinar y Villacastín se muestran al viajero

En esta villa, los participantes en ‘Viajero, yo te enseñaré Segovia’ pudieron observar la iglesia de San Eutropio, una imponente construcción del siglo XVI de traza herreriana, que consta de una sola nave y varias capillas. En su interior destaca el retablo mayor de Francisco Giralte, con pinturas de Alonso Sánchez Coello, el órgano del siglo XVIII, del maestro organero Pedro Liborna Echevarría, y valiosas piezas de la sacristía. En el exterior se pudo admirar la Piedad de Juan de Ávalos y después la Plaza de la Constitución, sede del Ayuntamiento y centro neurálgico de la vida cotidiana y comercial del pueblo. Como parte de la actividad, el grupo terminó descubriendo el Teatro Auditorio Municipal Gonzalo Menéndez Pidal.

Siendo uno de los objetivos de este proyecto promocionar y difundir el comercio, la industria y la hostelería de las diferentes zonas, a los participantes también se les facilitó un listado de los distintos establecimientos en los que pueden hacer parada y fonda, una vez concluida la visita en un radio de veinte kilómetros.

La iniciativa ‘Viajero yo te enseñaré Segovia’ trata de potenciar y poner en valor la labor de los guías turísticos oficiales de la provincia, expertos conocedores de todos sus secretos y recursos históricos, arqueológicos, monumentales, paisajísticos o museísticos y que están oficialmente cualificados para mostrarlos.

El Espinar y Villacastín se muestran al viajeroEl Espinar y Villacastín se muestran al viajero

La novena visita guiada del ciclo está programada para el próximo sábado 7 de noviembre. En esta ocasión, la oferta pasa por visitar el municipio de El Real Sitio de San Ildefonso, con sus dos núcleos principales: La Granja de San Ildefonso y Valsaín.  En este se contemplará la Casa del Bosque, pabellón de caza de la dinastía Trastámara en la Edad Media hasta convertirse en palacio con Felipe II.

Después, la comitiva se trasladará a La Granja de San Ildefonso para conocer las Caballerizas, el cuartel de la Guardia de Corps, las Casas de Canónigos y Oficios. También se transitará por el casco urbano para ver la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, la casa de las Ánimas, lugar donde estaban las embajadas, la Casa de los Infantes, o las puertas de entrada al Real Sitio.

La petición de reservas puede tramitarse enviando un correo electrónico a la dirección yoteensenaresegovia@gmail.com. La inscripción es de tres euros y los desplazamientos al lugar de partida de la visita deben hacerse en coche particular.

El Espinar y Villacastín se muestran al viajeroEl Espinar y Villacastín se muestran al viajero

Más fotos:

El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero - Foto: Ricardo Munoz Martin (Spain) www
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero
El Espinar y Villacastín se muestran al viajero