La última misa en el santuario de la patrona de Segovia

Nacho Sáez
-

En los bancos hay apenas 25 fieles que guardan la distancia de seguridad y que en el momento de dar la paz no se mueven de su sitio. "Es momento de encontrarnos y rezar con la familia", resume el rector del santuario.

La última misa en el santuario de la patrona de Segovia

El propio Ángel Miguel Alonso anuncia que esta eucaristía del sábado por la tarde ha sido la última hasta nuevo aviso. De acuerdo a las recomendaciones del Obispado no habrá más misas públicas por el momento. No obstante sí que permitirá el rezo, por lo que las puertas del santuario seguirán abiertas. "La fe es lo que me sostiene a diario, pero imagínate en estos momentos. Es lo que me da fuerza para sobrellevar esto y pedir por todo el mundo", señala al periodista una fiel junto a la escalinata de entrada, donde esta vez no hay corrillos. Cuando termina la misa, una breve conversación sobre los últimos acontecimientos y cada uno a su casa.

Menos concurrida que otros días, la última eucaristía por el momento en el santuario de la patrona de Segovia ha reunido a una veintena de personas que, eso sí, mantienen la distancia de seguridad aconsejada, evitan darse la paz con besos o con la mano y no reciben la comunión directamente en la boca. La situación de excepcionalidad que vive España también planea sobre la homilía, las oraciones y las peticiones, en las que el rector del santuario llama a que "rememos junto al Señor", casi al tiempo que reza por los enfermos de coronavirus, sus familiares y amigos y por los profesionales sanitarios.

Ya cerca del final Ángel Miguel Alonso recuerda la dispensa dictada por el obispo, César Franco, para que los fieles no acudan a la misa dominical. Una ausencia que podrán suplir, apunta, siguiendo las que se retransmiten por televisión. Entre ellas, la que se emite por La 7 de Castilla y León Televisión todos los domingos a las 10:00 horas. "La fe es muy importante estos días", subraya Miguel Ángel de Andrés, otro fiel que no ha querido perderse esta misa de 'despedida' en La Fuencisla. Se monta en su coche y pone dirección a su casa. Los hogares van a sustituir el papel de las iglesias en los próximos días.