CRÓNICA PERSONAL

Pilar Cernuda

Periodista y escritora. Analista política


Pablo Casado, al fin, líder de la oposición

13/05/2020

No ha acertado Pablo Casado desde que en enero Pedro Sánchez fue investido presidente. No ha estado acertado porque olvidó que al líder de la oposición se le exige que controle la labor del gobierno y sea implacable si va por mal camino, aunque debe ofrecer su apoyo cuando acierta y cuando están en juego los intereses del Estado; pero también se le exige al líder de la oposición que presente alternativas cuando considere desacertadas las iniciativas del Gobierno. Y ahí Casado ha fallado estrepitosamente.

Suele defenderse recordando listas de propuestas que presenta periódicamente, pero cuando se ve obligado a recordarlas es porque no ha sabido venderlas bien o no las ha presentado en el momento adecuado. De hecho, algunas de ellas el propio gobierno terminó asumiéndolas como propias o, lo que es peor, lo ha hecho Ciudadanos. Por ejemplo, cuando Arrimadas logró que Sánchez aceptara desvincular los ERTE a la vigencia del estado de alarma; era una exigencia de Pablo Casado al gobierno.

Este martes Casado ha dado un giro a su actitud. Por temor a que Ciudadanos le quite espacio tras el inicio de diálogo entre Sánchez y Arrimadas, o porque, al fin, ha advertido que como líder de la oposición no consigue situarse donde le corresponde, ha tomado un par de decisiones que le colocan en el mapa.

La primera, rodearse de una terna de personas con peso político para acompañarle en esta etapa tan complicada que se presenta. Ana Pastor, Elvira Rodríguez y Enrique López tienen sobrada experiencia no solo en política y en gestión sino también en Sanidad, Economía y Justicia, tres sectores clave siempre, y ahora más. Deja Casado en segundo plano a los dirigentes de los que se ha rodeado desde que fue elegido presidente del PP, ninguno de ellos con biografía como para que sus caras formen un Gobierno que inspire adhesión inquebrantable. Al mismo tiempo, ha hecho públicos los nombres que le asesoran en lo económico. Se sabía hace semanas que mantenía encuentros con Pizarro, los hermanos Nadal, Arias Cañete y Fátima Báñez, además de Elvira Rodríguez, y que llamaba con frecuencia a Luis de Guindos. Solo ahora se han hecho públicos los nombres.

De las reuniones con ese grupo, con Pastor, Rodríguez y López como miembros del nuevo equipo de dirección del partido desde hace pocos meses, han salido unas propuestas económicas y sanitarias impregnadas de sentido común, entre otras razones porque provienen de personas que saben lo que tienen entre manos. En lo sanitario y en lo económico, los dos grandes desafíos a los que tiene que enfrentarse España.

Casado es un hombre que tiene buena imagen y se expresa bien. Le fallaba el equipo y hasta ahora no se había presentado como una alternativa sólida de gobierno. Parece que finalmente se ha dado cuenta que es indispensable si aspira a la Moncloa.