Plenos cerrados 'por funciones'

D. A.
-

El Ayuntamiento de Segovia nunca había tenido que pasar tanto tiempo en funciones y va a tener que acumular tres meses como mínimo sin celebrar un pleno donde se despachen asuntos ordinarios

Plenos cerrados 'por funciones'

Dos meses sin celebrar un pleno en el que se aprueben asuntos ordinarios cumplirá el Ayuntamiento de Segovia el 29 de junio, y aún deberá esperar otro como poco para que la situación se normalice tras el cambio de mandato. Es la principal consecuencia de esta larga transición con la Administración municipal en funciones, absolutamente atípica al haberse retrasado el cese de los concejales salientes y la toma de posesión de los nuevos por el recurso contencioso electoral que ha interpuesto Ciudadanos por posibles errores en el recuento de votos.
«Que yo recuerde nunca habíamos tenido que pasar más tiempo del habitual en funciones, la verdad es que hasta tuvimos que informarnos bien de cómo actuar en estas circunstancias», admite la concejala de Personal, Marisa Delgado.
La ley electoral prohíbe a una Corporación local en funciones «adoptar acuerdos para los que legalmente se requiera una mayoría cualificada», que son los que se abordan en las sesiones plenarias.La actividad de un Ayuntamiento queda limitada así al despacho de asuntos ordinarios; lo suficiente, en cualquier caso, para no alterar al menos el día a día del ciudadano. «Pago de facturas, concesión de licencias y, en general, digamos que los trámites más sencillos, los del nivel más bajo, que por otro lado son también los más habituales», explica Delgado. «Son los asuntos grandes los que verdaderamente se ven afectados, e inevitablemente se acumulan en este tiempo». El Plan Especial de Áreas Históricas (Peahis), por ejemplo, apunta aprobarse cuando acabe este impás, aunque para ello requiere un último informe del Consejo Consultivo, que se espera para las próximas semanas.
El mandato de una Corporación termina justo la víspera de las elecciones.Ahí entra en funciones y así se mantiene hasta que toman posesión los nuevos concejales, de modo que en el Ayuntamiento de Segovia ese periodo se va a prolongar del 25 de mayo al 5 de julio. Ese día será el pleno de constitución de la nueva Corporación; «entre dos y tres semanas después», según calcula Delgado, el pleno de organización, donde se decidirá cuándo se celebran estas sesiones, quiénes integrarán las comisiones y otros asuntos de carácter organizativo. En el último mandato los plenos ordinarios se fijaron para los últimos viernes de cada mes, así que si se mantiene ese planteamiento los plazos van muy justos para celebrar una sesión con ordinaria antes de acabar julio. Si no diera tiempo, no se descarta convocar uno extraordinario para no esperar a finales de agosto, pero eso ya lo decidirá la nueva Corporación.
diputación. En la Diputación sucede parecido. Estará en funciones incluso algunas semanas más que el Ayuntamiento, aunque el diputado de Administración, José LuisSanz Merino, resta importancia a esta circunstancia por el hecho de que la actividad de esta institución suele influir de forma directa sobre los ayuntamientos más que sobre los ciudadanos. Sí coincide además que el pasado jueves, por ejemplo, celebró pleno extraordinario para poder resolver dos asuntos de urgencia (respuestas a dos recursos de carácter administrativo y judicial relativos a contrataciones de servicios) que se habrían perdido si no se resolvían ya por excederse en plazo, de ahí la justificación de la excepcionalidad.«Lo demás que hacemos en la Diputación en este periodo son cuestiones de mero trámite, porque subvenciones, por ejemplo, no podemos convocarlas ni adjudicarlas», prosigue Sanz.
«Días tranquilos» por ello en la Diputación y no tanto en el Ayuntamiento de Segovia, con plenos ‘cerrados por funciones’ durante tres meses como mínimo y asuntos que se le van a acumular a la nueva Corporación local en sus inicios.