Los juzgados toman forma tras un largo parón

A.M.
-

La Gerencia de Justicia se marca un plazo de terminación para el primer semestre de 2022 de un edificio concebido por los técnicos como «funcional, agradable de estar y de representación institucional»

El Ministerio de Justicia publicó en el BOE el anuncio de adjudicación a Corsan-Corviam del nuevo edificio de los juzgados de Segovia (1ª fase), acordada el 22 de diciembre de 2015, por 11,9 millones de euros, incluidos los impuestos. Tras concursos de acreedores, tanto de la adjudicataria como de subcontratas, Geoxa y Civis Global trabajan ahora en ejecutar el proyecto, por 12 millones de euros, sumado el IVA, siete años después.  El sobrecoste, teniendo en cuenta lo ya gastado, se acerca de dos millones de euros. Entretanto, los informes anuales de la presidencia de la Audiencia Provincial vienen lamentando las deficiencias que presentan ahora determinados juzgados, dispersos por la ciudad, algunos en bloques de vecinos. 

La altura que va adquiriendo la edificación, la terminación de la estructura y el inicio del cerramiento de las dependencia, con presencia permanente de trabajadores, hace pensar que esta vez será posible que se cumplan los plazos establecidos, tras la adjudicación el 17 de febrero de 2020, con un plazo de terminación de 20 meses

En una vista a las obras realizada por EL DÍA,  el arquitecto Javier Fuster Galiana –miembro del equipo del que también forman parte Rosana Muñoz, Alberto García Sanz y  Juan Rodríguez de Rivas–, que redactó el proyecto en 2010, asegura que «está previsto terminar la obra en el  primer semestre del año que viene, en estos momentos está terminada recientemente una parte importante de la la estructura,  que a su vez  es parte de fachada, y prevemos que,  de aquí a tres meses habrá una transformación importante en el aspecto exterior».

Estado actual de la fachada norte Estado actual de la fachada norte - Foto: Rosa BlancoEl gerente territorial del Ministerio Justica de Castilla y León, Pedro González Barriuso,  subraya que la nueva instalación albergará todos los juzgados unipersonales y la Fiscalía, excepto la Audiencia Provincial, que permanecerá en el edificio de la calle San Agustín

Se trata de seis juzgados de primera instancia e instrucción, dos de lo Penal, así como los del Contencioso Administrativo, de lo Social y el de Menores, toda la Fiscalía, el decanato y el Instituto de Medicina Legal.

En relación a la situación actual, González Barriuso afirma que «mejorará absolutamente todo, al estar previsto, además de espacios para los juzgados, otros para abogados, procuradores, servicio de guardia y diez salas de vistas, incluida la vigilancia».  

El gerente añade que, va a quedar espacio de reserva bastante amplio para un futuro, teniendo en cuenta que «la superficie que se adjudica a cada órgano judicial son muy superiores a lo que tienen ahora y, además, van a quedar otros  por si se necesitan para  crear algún órgano judicial más o alguna plaza más de fiscal o de médico forense». En el actual Palacio de Justicia se mantendrán también uno o dos despachos para Fiscalía, cuando vayan a participar en  vistas, pero el 90% de su trabajo se concentrará en el edificio nuevo. 

Con el fin de no utilizar otros inmuebles,  como ocurrió con el INSS en un macrojuicio, se prevén dos salas de vistas con alrededor de 90 a 100 metros cuadrados , para esas circunstancias.

El equipo que encabeza Fuster Galiana ha contemplado tres aspectos a la hora de desarrollar el proyecto: «Que tenga presencia urbana,  un edificio institucional tiene que mostrarse a la ciudad de una manera digna, la funcionalidad, y dotarlo de humanidad para el usuario, que sea  fácil de entender y agradable de estar en él».

Para el arquitecto, se ha pretendido siempre  que desde el exterior se conciba como una pieza muy fácil de entender, que el interior asimismo esté dotado de una iluminación importante, hay un patio central en torno al cual se organiza toda la circulación del edificio con el reto de conseguir iluminación natural en todos los espacios.  

Estos edificios, de acuerdo con Javier Fuster, tienen distintas salidas en función del servicio que se presta. La entrada principal estará  bien comunicada con las salas de vistas, para evitar circulaciones a través de otras zonas del inmueble, cada una de las llamadas  tres ‘pastillas’ de la fachada sur,  corresponde a una función, una es el Registro Civil, que puede tener acceso desde el exterior, para bodas, entre otros actos;  el otro un servicio procesal y el último, el Juzgado de Menores. La fachada norte tiene un acceso independiente muy reservado, más discreto, por donde entrarán los vehículos policiales con los detenidos. El Juzgado de Guardia contará también con entrada independiente. El desnivel del terreno permite recuperar una planta baja en el último módulo que sería para la medicina forense, también con acceso independiente. Con una parcela de unos 22.000 metros cuadrados se construye al completo, con zonas ajardinadas, aparcamientos, incluso para una eventual ampliación futura.  

La subdelegada del Gobierno, Lirio Martín, ha señalado que «el Gobierno de España siempre ha apostado por concluir las obras que teníamos pendientes en esta ciudad, ya sucedió el pasado verano con el desdoblamiento de la SG.-20, y esperamos que ahora sea este gran edificio, necesario para que la Administración de Justicia preste un servicio público en las mejores condiciones para los trabajadores y los ciudadanos».

Tras considerar que , «unificar los juzgados va a dignificar el ámbito laboral en el que desarrollan el trabajo» los profesionales de la Justicia,  «dotando de un servicio público esencial para todos», Lirio Martín destaca «el enorme impulso que se ha dado a la obra  desde que se reinició, hace pocos meses, se trabaja bien por la empresa, esperemos disfrutar de ella lo antes posible».