Herrera y Feijóo defienden el «autonomismo robusto»

SPC
-
(I a d)AlfonsoFernández Mañueco,Alberto NúñezFeijóo y JuanVicente Herrera posan antes del acto - Foto: Ical

Los presidentes de Castilla y León y Galicia reivindican la labor realizada por sus gobiernos centrados en la «búsqueda permanente de consenso y diálogo»

Los presidentes de Castilla y León y de Galicia, Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo, respectivamente, realizaron ayer una defensa a ultranza del «autonomismo útil robustecido» que no busca el «conflicto ni el enfrentamiento», sino la atención a las personas y sus problemas, como solución «moderada» frente a «independentismos» y planteamientos «recentralizadores» existentes actualmente en España. Ambos dirigentes autonómicos no dudaron en ensalzar la labor realizada por sus gobiernos centrados en el «autonomismo útil» y en la «búsqueda permanente de consenso y diálogo». Durante sus intervenciones en el Foro Económico de El Norte de Castilla, el presidente de Castilla y León aseguró que «es necesario defender este modelo frente a quienes quieren complicarnos la vida y dividirnos y quienes quieren dar más atrás y recentralizarnos», una postura que recibió el respaldo de Núñez Feijóo, quien lamentó que el «separatismo» se haya alzado frente a la Constitución y el estado autonómico a quienes ven como un «estorbo». 
Herrera manifestó que cree en el diálogo político y social, que ha puesto en marcha en su etapa en la Junta, y defendió el Estado de las autonomías, que en su totalidad comparte con el presidente gallego, a la vez que criticó a los que «quieren complicarnos a la vida y a otros que quieren dar marcha atrás y recentralizar competencias», en referencia a los independentistas y a Vox. «El modelo se puede mejorar», aseveró el presidente de la Junta, que se refirió al Senado como cámara de representación territorial y la colaboración y cooperación entre las autonomías y el Estado.
A la «reivindicación serena» de ambas comunidades se refirió también el presidente gallego, que apostó por la «simetría de las personas» frente a los desequilibrios de la España del Noroeste, para expresar su rechazo a los «privilegios insolidarios», donde señaló el problema de la España vacía creada por un modelo de desarrollo que favoreció más, en la etapa franquista, a comunidades que ahora tienen gobiernos nacionalistas.
Nuñez Feijóo sostuvo que ambas comunidades han dado «visibilidad» a problemas como los que crea la España vaciada para los servicios públicos y el presidente castellano y leonés recordó que «algunos se han dado cuenta tarde» y exigió reforzar las medidas, donde afirmó que la Estrategia contra la despoblación es una «asignatura pendiente» del nuevo Gobierno central.
A ello unieron la reforma urgente de la financiación autonómica, centrada en el coste de los servicios, ya que el actual es un «traje a a la medida» pactado por el Gobierno de Zapatero y los actuales independentistas, según el presidente gallego. Otra reivindicación fue las infraestructuras, ya que, según el presidente de la Junta existe la «España hemipléjica» por el desequilibrio de las obras viarias entre el Mediterráneo y el Oeste español. «Ha llegado nuestra hora», aseveró en referencia al Corredor Atlántico». Hay que mirar al futuro en clave positiva», defendió.
El camarlengo autonómico

Durante su intervención, Alberto Núñez Feijóo se deshizo en elogios hacia Juan Vicente Herrera, al que situó como el «camarlengo» de todos los presidentes autonómicos y le ha pedido que siga en política pese a abandonar la Junta tras las elecciones. «Si hay que buscar al cardenal laico de la política autonómica española ese es Juan Vicente Herrera, es el camarlengo de los presidentes», apuntó.