Abascal está dispuesto a volver a "bloquear" el país

Europa Press
-

El objetivo es que Sánchez se pase "unos cuantos años" en la oposición para que, entre otras cosas, "aprenda a respetar" el orden constitucional y la unidad de España en Cataluña

Abascal está dispuesto a volver a "bloquear" el país - Foto: Juan Manuel Serrano Arce

El presidente y candidato de Vox en las elecciones generales del próximo 10 de noviembre, Santiago Abascal, ha asegurado este viernes en Santander que su partido está dispuesto a volver a "bloquear" la situación política en España ya que no facilitará, "ni por acción ni por omisión", un posible Gobierno del partido socialista, al que votarán "no, no y no", así como a la hipotética nueva investidura de su líder y jefe del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez. 
"Estamos dispuestos a bloquear otra vez con tal de que no gobierne el PSOE", ha avisado ante más de 2.200 personas, a las que ha dicho que no acepta "lecciones" de Sánchez ni de la izquierda, sino que ha pedido darle "una lección" a él y "enviarle a su casa" tras las elecciones generales del próximo 10 de noviembre. 
El objetivo es, según Abascal, que se pase "unos cuantos años" en la oposición para que, entre otras cosas, "aprenda a respetar" el orden constitucional y la unidad de España en Cataluña. Y también le ha afeado que haya preferido "atizar el enfrentamiento y el odio" entre los ciudadanos -"solo piensa en dividirnos y desenterrar nuestros odios", ha dicho- en vez de apelar a la "concordia" y solucionar cuestiones de "emergencia social", además de los problemas de "emergencia nacional". 
"Anda que no hay emergencia social en toda España para que el Gobierno se dedique a enfrentarnos", ha expresado el candidato de Vox después de referirse a la "nueva crisis" que está a punto de llegar" y que "nos pilla" con un 13 por ciento de paro y con trabajadores que perciben "salarios de miseria" o al problema del maltrato en el ámbito familiar, y antes de sentenciar que "a los muertos se les respeta", en alusión a la exhumación de Franco del Valle de los Caídos la semana pasada. 
A estas y otras cosas se ha referido este 1 de noviembre, festividad de Todos los Santos, el líder de Vox ante centenares de personas en un mitin en el arranque de la campaña electoral en la capital cántabra, en el que también ha intervenido el cofundador del partido, José Antonio Ortega Lara, el candidato al Congreso de los Diputados por Cantabria, Emilio del Valle, y el líder de la formación en la región, Ricardo Garrudo. 
Se trata de la segunda vez en lo que va de año que Abascal acude a la región, tras el acto que protagonizó hace siete meses -el 28 de marzo- en el mismo lugar, en la Sala Argenta del Palacio de Festivales, que se ha vuelto a quedar pequeña para acoger a militantes y simpatizantes, y que ha obligado a abrir la Sala Pereda, que también se ha llenado. Mientras numerosas personas seguían desde esta última el evento a través de una pantalla, otras se han quedado fuera del edificio. 
El mitin ha comenzado pasadas las doce y media, con más de treinta minutos de retraso, pero una hora antes la Sala Argenta -con capacidad para 1.600 personas- ya estaba llena, de personas de todas las edades y banderas nacionales, que aguardaban al ritmo de distintas canciones y vivas a España, al Rey y a la Guardia Civil al líder de Vox. 
Le han recibido con sonoros aplausos y entre gritos de "presidente, presidente", tanto al acceder a la sala como al subir al escenario. "Este fervor es casi sevillano", ha comentado Abascal sobre los vítores del público cántabro que ha asistido a la cita, a pesar de la lluvia y la festividad y el puente de Todos los Santos. 

 

Llena la sala Argenta después de que Sánchez no completara aforo  

El presidente y candidato de Vox ha iniciado la nueva contienda electoral en el mismo lugar donde hace tan solo tres días intervino Pedro Sánchez, que no llegó a completar el aforo de la sala por lo que el PSOE tuvo que colocar unos "cortinones" delante de las butacas que quedaron vacías, ha recordado. 
Tras arrancar la campaña en Barcelona, ha llegado a Santander "con el alma encogida" por lo que está sucediendo en Cataluña por el "golpe de estado permanente, sistemático y vivo" que a su juicio se viene produciendo en esa Comunidad y gracias a la "impunidad" que a los sucesivos dirigentes de la Generalitat han "regalado" el PP y PSOE desde el Gobierno central. 
En este sentido, Abascal se ha preguntado si "regalarles todo el poder ha servicio para algo" y acto seguido él mismo ha contestado que "para nada". Por eso ha insistido en que "es la hora de la acción" y ha considerado al respecto que hay que actuar "con contundencia" para restaurar el orden y la ley. 
En su intervención, ha llamado "delincuente, canalla y golpista" al presidente catalán, Quim Torra, al que ha advertido de que desde Vox "no vamos a permitir que esto siga así", en referencia al desafío independentista y al conflicto generado tras la sentencia del 'procés'. 
Por eso, son partidarios de plantear la suspensión inmediata de la autonomía y de poner al jefe de la Generalitat "delante de un juez" porque, en opinión de Abascal, no puede estar "en libertad un solo día" más. 
También ha criticado la acción y actitud de Pedro Sánchez, al que ha llamado "fantasma, canalla y sinvergüenza", y al que entre otras cosas ha afeado su reciente "viaje estelar" a la ciudad Condal "como si fuese James Bond" o "Napoleón", después de poner a los policías "a los pies de los caballos". 
Además, el máximo dirigente de Vox ha reprochado al presidente en funciones que pacte con "golpistas y herederos del terrorismo" y que esté "rendido al separatismo". Y tras aludir a la "realidad plurinacional" que según el PSOE hay en nuestro país, Abascal ha sentenciado que no hay "cuatro naciones", sino solo una "que se llama España".

 

Ni lecciones ni etiquetas, y mejro solos que mal acompañados  

Por estas y otras cosas, en Vox no aceptan "ninguna lección de la izquierda", al tiempo que rechazan "etiquetas" como la de "constitucionalista" que se arrogan otros partidos: "Que se pongan la etiqueta que quieran y nos dejen. Nosotros estamos con el pueblo español. Y mejor solos que mal acompañados", se ha desmarcado. 
Abascal también se ha quejado de que desde otras siglas "demonizan" a Vox y ha cuestionado que apelen al "voto útil" cuando "están todos con el PSOE". 
En este sentido, y para finalizar, ha asegurado que su partido aspira a ser una alternativa política mayoritaria y a ganar las elecciones el próximo 10 de noviembre. 
Para ello, ha llamado a ir a las urnas con "convicción" y sin "miedo", palabras tras las que Santiago Abascal ha cerrado su discurso con un 'Viva España' que ha recibido como respuesta, nuevamente, aplausos y gritos de "presidente, presidente" por parte del público asistente.