El ladrón de las coronas de la Virgen, entre los detenidos

N. S.
-
B. M. D. es conducido por la Guardia Civil a un vehículo antes de ser trasladado al cuartel. - Foto: R. B.

B. M. D., que fue condenado en 2014 a tres años de cárcel por el robo en el Santuario de la Fuencisla que conmocionó a Segovia, es uno de los arrestados en la nueva operación antidroga llevada a cabo por la Guardia Civil.

Conducido por tres miembros de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de la Guardia Civil, B. M. D. salía esposado pocos minutos antes de las once de la mañana del número 122 de la calle José Zorrilla, uno de los escenarios de la segunda operación en menos de siete días desarrollada contra el tráfico de drogas en Segovia. Se trata de un viejo conocido de las fuerzas de seguridad ya que a principios de 2012 fue detenido por el robo de las coronas de la Virgen de la Fuencisla, unos hechos por los que fue condenado a tres años de prisión.

El Juzgado de lo Penal consideró probado entonces que entre las 7:45 y las 9:20 horas del día 20 de enero de 2012, poco después de desactivarse la alarma y abrirse las puertas del santuario de manera automática, B.M.D. entró al templo con otra persona cuya identidad no se pudo descubrir para hacerse con el botín. En el interior, tras trepar y saltar por la verja cerrada de diez metros que separa la zona de los feligreses del altar, accedieron al retablo (de unos ocho metros de altura) y escalaron por él hasta llegar a la talla de la Virgen. Una vez arriba desenroscaron una palomilla, quitaron la aureola de plata de la Fuencisla y se apoderaron de las coronas de esta y el Niño que sostiene en brazos, además del globo terráqueo que este portaba en una mano que quedó fracturada.

En su huida, los ladrones perdieron la aureola --que fue hallada por la Policía junto al templo- e introdujeron el resto de efectos en una bolsa de deportes que ocultaron entre unos arbustos en un camino cercano. Allí fueron hallados cuatro días después gracias a varias jornadas de investigación y vigilancia de B. M. D., a quien sorprendieron en el entorno.

Ahora este joven vuelve a estar en el punto de mira policial, aunque de momento se desconoce cuál es su participación en la operación antidroga practicada por la Guardia Civil y que ha avanzado El Día de Segovia. Sólo ha trascendido que se han realizado más de una decena de detenciones en los barrios de San Millán, San José, el Cristo del Mercado y Nueva Segovia.