Fosimpe reinicia su actividad tras un voraz incendio

A.M.
-

Pese a cuantiosas pérdidas se han salvado espacios de la empresa para regresar al trabajo

Un bombero lucha contra las llamas durante el incendio - Foto: Pablo Martín ­/ Efe

Aunque llevan dando servicio a sus clientes, desde el domingo, a las 24 horas de que un voraz incendio destruyera una de sus naves en el polígono ‘Nicomedes García’, en Valverde del Majano,  la dirección y trabajadores de la empresa de gestión de residuos Fosimpe no han parado hasta reiniciar toda su actividad, este viernes. 
El director de la compañía, Tomás Quintanilla, que recibió el Premio ‘Sello Real de Paños’ a la Empresa Exportadora, en 2015,  que otorga la Cámara de Comercio, ha afirmado en declaraciones a ‘El Día’ que han perdido una nave de almacenaje importante: «El incendio fue muy aparatoso, no es para dar palmadas, pero hay que ser positivo y valorar lo que hemos salvado, que nos permite seguir trabajando para poder compensar las pérdidas económicas que hemos tenido». Pese a que las considerada como «cuantiosas»,  no las ha cifrado. 
Este sábado, dos de mayo, en torno a las once de la mañana, Quintanilla se encontraba en una reunión con otras personas en la sede de la empresa, por lo que enseguida se percataron del inicio de las llamas y avisaron a los servicios de emergencia.  En segundos se originó una densa y espectacular columna de humo negro, visible desde decenas de kilómetros.
Con varias horas de trabajo de los bomberos de Segovia y la colaboración desinteresada de vecinos,  trabajadores del polígono y guardias civiles, entre otros, hasta entrada la tarde, se evitó que el fuego se propagase a todas las instalaciones, lo que hubiera obligado al cese inminente de la actividad de la empresa. Quintanilla ha agradecido todas las colaboraciones con  mención especial para el alcalde de Valverde,  Javier Lucía, que permaneció pendiente del siniestro.  También acudió José Mazarías,  delegado de la Junta, que aportó medios de extinción.
Hasta ahora, según Quintanilla, ni la Guardia Civil ni un experto contratado por la empresa han podido determinar el origen del incendio, aunque sí que descartan que haya un fallo eléctrico o de alguna de las máquinas. Fosimpe, que dispone de una oficina comercial en Shangai (China), donde coordina las operaciones internacionales, recoge, clasifica y empaqueta residuos no peligrosos, como cartón y plástico. Cuenta con 18 empleados. 
MERCADO. La pandemia de  Covid-19, primero en Asia oriental y luego en Europa, ha lastrado su mercado internacional, aunque Quintanilla subraya que «seguimos empujando fuerte, empezando cuanto antes y asumiendo las pérdidas, que son muchas». La actividad que no ha llegado a detener ha sido la de tránsitos de materiales que compran en un punto y venden en otro. 
 Además de no registrarse daños personales, de la quema se salvaron partes esenciales de la instalación, como la nave donde se realiza el trabajo de clasificación y empaquetado, la prensa, molinos y maquinaria auxiliar, el centro de transformación y el sistema de protección de incendios, además de que «las oficinas han quedado intactas, incluidos los servidores, se han quemado dos camiones –quedan siete–,  aunque ha habido alguna afectación a las instalaciones colindantes, pero nada para lo que podía haber sido», reconoce Quintanilla, dispuesto «a surgir de las cenizas, nunca mejor dicho», a la mayor rapidez posible.