Sacyl pide al tribunal opositor un informe de las preguntas

SPC
-
Imagen de archivo de unas oposiciones sanitarias realizadas hace un año - Foto: Rueda Villaverde

La Consejería subraya la «plena autonomía» del mismo y asegura que si algunas cuestiones no se ajustan al temario establecido serán anuladas

Las polémicas oposiciones de enfermería celebradas el pasado el pasado 12 de mayo en León y Salamanca y que congregaron a 11.500 profesionales que optaron a una de las 1.069 plazas convocadas por Sacyl han unido a PP y PSOE a la hora de pedir responsabilidades a la Junta de Castilla y León y reclamar una investigación sobre la posibilidad de que existieran preguntas que no se adecuaban al temario. Para salir al paso, la Consejería de Sanidad de la Junta de Castilla y León emitió ayer un comunicado descargando responsabilidades sobre el tribunal del examen y donde recalcaban que, de acuerdo con las bases de la convocatoria, los vocales integrantes del tribunal calificador son profesionales de enfermería, en uno de los casos de representación sindical, y que estos «actuarán con plena autonomía», siendo «responsables del estricto cumplimiento de las bases de la convocatoria». «La Consejería no puede, ni debe, tomar decisiones sobre la idoneidad de unas u otras preguntas. Tampoco debe entrar en consideraciones sobre una mayor o menor dificultad de la prueba que, en cualquier caso, lo ha sido para todos los opositores», reflejan en un comunicado recogido.
El vicepresidente de la Junta y consejero de la Presidencia, José Antonio de Santiago-Juárez, dejó claro en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, que todos los vocales del tribunal de la oposición son enfermeros y compañeros. «La Junta no pone el tribunal ni el examen», sentenció. Y en cuanto a la revisión del cuestionario, recordó que es una práctica habitual en todos las oposiciones para comprobar si todas las preguntas se ajustan al temario. De no ser así, señaló que se anulan esas cuestiones.
Críticas

Una polémica que no ha pasado inadvertida para los candidatos autonómicos del próximo 26 de mayo, que han reclamado a la Consejería que investigue lo sucedido para aclarar lo ocurrido en la prueba. Así, el candidato del PP, Alfonso Fernández Mañueco, pidió de manera expresa al consejero de Sanidad, Antonio Sáez Aguado, que abra un «análisis» para conocer «qué ha ocurrido» con el examen. «Tras recibir innumerables quejas de los opositores he pedido al consejero de Sanidad que abra un análisis en el que se garanticen los derechos de los opositores y la idoneidad del examen», apuntó Mañueco. La investigación para «ver las conclusiones de lo ocurrido» se debe realizar con «celeridad y transparencia», afirmó el candidato popular, que explicó que ese análisis es «lo primero» para después valorar que «esto no ocurra», informa Ical.
Por su parte, el candidato del PSOE a la Presidencia de la Junta, Luis Tudanca, fue más duro que el aspirante popular y tachó de «desastre» lo ocurrido con las oposiciones de enfermería, y que recalcó se une a la suspensión del proceso selectivo previsto para noviembre de 2015, que dejó «tirados» a 20.000 opositores a unas días de que tuviera lugar el examen en Valladolid. Tudanca recalcó que lo sucedido ahora con las oposiciones de enfermería es «muchísimo peor» y supone «volver al inicio» de estas pruebas, algo que señaló ha «indignado» a los profesionales de la enfermería.? «Cuantos disgustos nos hubiéramos ahorrados si en 2015 hubiera dimitido o hubieran cesado al consejero de Sanidad», dijo Luis Tudanca, en referencia a Antonio Sáez Aguado, y subrayó que la legislatura actual termina como empezó a su juicio, en relación a las críticas por la gestión de las oposiciones de enfermería.
«Es la enésima vez que las oposiciones de Sanidad en Castilla y León se ven judicializadas, cómo los tribunales las tumban», apuntó por su parte Francisco Igea, deCiudadanos, que insistió en que durante estos cuatro años no ha habido una oposición, ni una designación que no haya sido recurrida. Desde IU, José Sarrión, trasladó su «solidaridad» a las personas afectadas por el «nuevo fraude» de las oposiciones de enfermería el pasado fin de semana.