Las medidas contra la crisis de diez pueblos de Segovia

Nacho Sáez
-

Los principales ayuntamientos de la provincia preparan su plan, que incluyen la entrega de EPI a los vecinos y la exoneración en el pago de algunos impuestos.

Vecinos de San Cristóbal de Segovia paseando por uno de los caminos del municipio. - Foto: Rosa Blanco

Además de aplazar el pago de impuestos municipales, los ayuntamientos de la provincia de Segovia también se han puesto manos a la obra para diseñar sus propios planes de desescalada. O mejor dicho, sus aportaciones a las órdenes que dictan el Estado y la Junta de Castilla y León. Aunque limitado, tienen cierto margen de maniobra y no se piensan quedara parados. Aquí, algunas de las ideas que ya manejan.

Cuéllar: Restablece la ora y exime de la tasa de terrazas

El Ayuntamiento de Cuéllar ya ha restablecido el servicio de la ORA «al objeto de garantizar la rotación de los aparcamientos para el acceso a los establecimientos con permiso de apertura». Es una de las medidas que incluye el último bando dictado por su alcalde, Carlos Fraile, que también ha anunciado que eximirá de la tasa de terrazas a los establecimientos hosteleros. En este sentido, también se ha mostrado dispuesto a que estos puedan ampliar el espacio destinado a las mesas al aire libre. «Pero habrá que estudiar caso por caso», avisa. Esta propuesta tiene que ser compatible con el tránsito de los peatones. «Nos viene mucho trabajo por delante para hacer lo posible, sobre todo a la Policía Local», señala.

Puerta de la Reina y Parador de La Granja, flanqueados por vehículos militares. Puerta de la Reina y Parador de La Granja, flanqueados por vehículos militares. - Foto: Nacho Valverde Ical

De las semanas transcurridas hasta ahora, Fraile destaca el cumplimiento por parte de los cuellaranos de las normas dictadas para la entrada al cementerio, «a pesar de los difíciles momentos que vivimos». El Ayuntamiento, además, ha repartido centenares de mascarillas quirúrgicas con la colaboración de los comercios, y ha descartado al menos por el momento comprar test del coronavirus para los vecinos «en cumplimiento de la orden que ha dictado la Junta de Castilla y León».

El Espinar: Test a empleados municipales y quizás a todos los vecinos

El Espinar ha elaborado una primera batería de ayudas que estarán dotada de 175.000 euros con cargo al superávit de 2019. Irán destinadas a trabajadores por cuenta ajena que hayan visto finalizado su contrato a raíz del estado de alarma o se encuentren en un ERTE (500 euros) y a autónomos y empresas (1.000 euros), aunque tendrán que cumplir con algunos requisitos como acreditar que su domicilio fiscal está en el municipio.

Sí que van a llegar a todos los vecinos las mascarillas «reutilizables y lavables 150 veces» que ha adquirido el Ayuntamiento y que se añaden a las 7.000 quirúrgicas que se repartieron el pasado fin de semana «a toda la gente que iba por la calle y no llevaba», según indica su alcalde, Javier Figueredo. Este ha puesto a enfriar su idea de realizar pruebas diagnósticas del coronavirus a toda la población que lo desee. «Estamos esperando a ver si nos dicen si se puede o no», explica el propio Figueredo. El informe elabrado por la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Castilla y León concluye que «los ayuntamientos y corporaciones locales no deben promover este tipo de acciones, debiendo adecuarse a las recomendaciones establecidas por el Ministerio de Sanidad en esta materia». Pero no lo prohibe expresamente.  De momento, el municipio espinariego los va a llevar a cabo en sus emplados públicos y con el resto decidirá más adelante.

Palazuelos de Eresma: talleres online gratuitos y mascarillas reutilizables

A pesar de la crisis que se desató en su equipo de Gobierno casi coincidiendo con el comienzo de la emergencia sanitaria, el Ayuntamiento de Palazuelos de Eresma no se ha paralizado y, sobre todo a través de la aplicación Bandomóvil, se ha mostrado muy cercano a sus vecinos, incluso ofreciendo talleres online gratuitos. Tampoco ha cesado en ningún momento de compartir las últimas novedades legislativas y normativas que podían interesar a trabajadores, empresas y comercios del municipio. Hasta con la publicación del Boletín de Agencia de Empleo y Desarrollo Local que elabora la Concejalía de Promoción Económica y Empleo de la localidad.

También ha puesto en marcha un registro de negocios que prestan servicios en su término municipal durante el estado de alarma. Entre las próximas medidas a implantar destaca la supresión de la tasa de terrazas a los establecimientos hosteleros y la de basuras del cuatrimestre en curso «a todos los negocios que hayan tenido que cerrar al menos un día», según indica su alcalde, Jesús Nieto, que además desvela que se llevarán a cabo test a los empleados municipales. El resto de vecinos van a recibir un kit con una mascarilla reutilizable 25 veces y un bote de hidrogel. «En lugar de precipitarnos, creo que hemos acertado al esperar un poco. Es un problema a largo y medio plazo», zanja Nieto.

Real Sitio de San Ildefonso: Gobierno municipal y oposición acuerdan una línea de ayudas

El alcalde del Real Sitio de San Ildefonso, Samuel Alonso, avanza que  han alcanzado un acuerdo con la oposición para lanzar líneas de ayuda que «complementen» las puestas en marcha por el resto de administraciones. «Serán ayudas a nivel administrativo, tributario y también directas», destaca, sin poder detallar más «porque estamos a la espera de que se concreten las del Estado, la Junta de Castilla y León y la Diputación.

Al margen, su equipo de Gobierno ya se ha puesto en contacto con el sector de la hostelería para trasladar a sus representantes la posibilidad de que amplíen el espacio de sus terrazas «sin coste». «Tiene que ser compatible con el tránsito de los peatones, pero por el descanso de los vecinos creo que no va a haber problema porque no hay ninguna de noche», remarca el primer edil, que por otro lado mantiene conversaciones diarias con la Guardia Civil para coordinar la vigilancia del cumplimiento del estado de alarma. «No hemos tenido grandes problemas», asegura. Respecto al reparto de mascarillas, el Real Sitio de San Ildefonso se ha decantado por las quirúrgicas.

La Lastrilla: Preocupados por los hogares con menos ingresos

La Lastrilla fue uno de los primeros municipios en lanzarse a repartir mascarillas entre sus vecinos. Su alcalde, Vicente Calle, y su teniente de alcalde, Elisabet Lázaro, acuden además cada día a las casas de los niños o mayores que cumplen años para felicitarles personalmente. Pero este Ayuntamiento no se quiere quedar ahí y anuncia «una partida importante» para el tejido productivo más perjudicado por la crisis.

Cómo se va a concretar esta última propuesta todavía no se ha decidido, pero el alcalde avanza que habrá rebajas de impuestos y «ayudas» para los hogares que no tengan ingresos y se encuentren en una situación de extrema dificultad. «Es lo que más nos preocupa», subraya el propio Calle, que respecto a la posibilidad de hacer test a la población apunta que «no vemos las vías». Los bares ya no pagaban tasas por sus terrazas y podrán ampliar su espacio si existe el margen para que puedan hacerlo.

Cantalejo: Apuesta por la compra de guantes

El Ayuntamiento de Cantalejo ha tratado de cubrir todos los frentes en la gestión de esta crisis. Desde el punto de vista sanitario ha vigilado el cumplimiento del estado de alarma, pero también ha puesto en marcha iniciativas propias para ayudar a sus vecinos. En colaboración con el Banco de Alimentos ha repartido más de 8.000 kilos de productos de primera necesidad a 70 familias, ha realizado una campaña para promover el consumo en el comercio de proximidad y también se ha esforzado por hacer más llevadero el confinamiento en los hogares con bingos a través de Zoomi o felicitaciones de cumpleaños.

Ahora ha realizado un pedido de guantes para todos los vecinos que se sumarán a las mascarillas y batas a las que han tenido acceso gracias a la labor del Batallón de Costura. «Destaco la colaboración que han prestado todos los vecinos, Protección Civil y los trabajadores del Ayuntamiento», indica el alcalde, Javier de Lucas, que descarta cobrar las terrazas a los hosteleros y se abre a su ampliación.

San Cristóbal de Segovia: Descuentos en la Escuela Municipal de Idiomas

Además de iniciativas que se han generalizado en casi todos los municipios, como realizar labores de desinfección en los espacios públicos, hacer la compra y llevar medicamentos a los mayores o repartir mascarillas quirúrgicas a toda la población, San Cristóbal de Segovia también ha comenzado a entregar algunas subvenciones. Una de ellas se refiere a su escuela municipal de idiomas, en la que se ha establecido un descuento de ocho euros a cada alumno en la cuota de marzo, que no se pudo concluir, y en la que se ha ofrecido la posibilidad de acabar el curso académico a través de videollamadas, además de crear una web con contenidos gratuitos.

Respecto a las medidas de protección individual, este Ayuntamiento está a la espera de recibir una partida de mascarillas FFP2 y de guantes que también entregará a los vecinos, que ya habían recibido de las quirúrgicas. «Vamos a subvencionar la tasa de basuras a todos los comercios que se han visto afectados por esta situación y no vamos a cobrar la de terrazas a los bares, con los que vamos a estudiar la posibilidad de ampliar su espacio donde sea posible», añade su alcalde, Óscar del Moral.
Nava de la Asunción: Permitirá la ampliación del espacio para terrazas

Aunque su alcalde, Juan José Maroto, destaca la ausencia de problemas para el cumplimiento de la cuarentena por parte de los vecinos, en los últimos días se ha visto obligado a recordar que no está permitido permanecer sentado en los bancos públicos ni reunirse en las plazas. También ha promovido la utilización de la sede electrónica para realizar trámites en el Ayuntamiento y ha convocado un concurso de fotografía para que los vecinos retratasen Nava de la Asunción   desde su ventana.

Las labores de desinfección de las calles y la ayuda a las personas mayores a la hora de realizar la compra o de adquirir medicamentos ha complementado una labor que el Ayuntamiento espera ampliar con la entrega de las mascarillas quirúrgicas que tienen encargadas. Carece de ordenanza de terrazas, «pero no vamos a poner problemas para que aumenten su espacio con el debido respeto a los vecinos», remarca Maroto.

Carbonero el Mayor: En contacto permanente con los hosteleros

El voluntariado ha marcado la lucha contra el coronavirus que ha protagonizado Carbonero el Mayor. Hombres y mujeres se han unido al Batallón de Costura que ha fabricado mascarillas y batas para los profesionales sanitarios y sociosanitarios, y otros vecinos han ayudado en las labores de entrega de pedidos a domicilio y desinfección. Desde el Ayuntamiento también se ha impulsado la donación de pantallas faciales a los comercios que están abiertos, y se está a la espera de que lleguen mascarillas quirúrgicas. Además se ha realizado test a los trabajadores municipales que han estado más expuestos. «Y estamos en contacto con los hosteleros a ver cómo pueden retomar su actividad», añade su alcaldesa, María Ángeles García.

Riaza: No cobra las tasas municipales hasta fin de año

De la labor llevada a cabo por el Ayuntamiento de Riaza hasta ahora, su alcalde, Benjamín Cerezo, destaca dos de las primeras decisiones que tomaron: cerrar el centro de mayores del municipio y vigilar la llegada a las segundas residencias. «Creo que fueron un acierto y que han dado resultado», apunta. Ahora quieren llevar a pleno ayudas al tejido productivo, aprovechando que las tasas e impuestos no los cobran hasta el final de año, así como la entrega de una mascarilla FFP2 y tres quirúrgicas por cada vivienda.