scorecardresearch

50 años de magia

J.Villahizán (SPC)
-

Disney World Orlando renueva su ilusión tras medio siglo de vida con 18 meses de festejos, además de la apertura de nuevas atracciones, como recorridos intergalácticos y gigantescas montañas rusas

El complejo familiar cuenta con cuatro parques temáticos y numeroso hoteles

Cuando Disney World abrió sus puertas en Orlando hace medio siglo, lo hizo con tan solo 23 atracciones y un precio por entrada de 3,5 dólares, hoy el complejo turístico de Florida cuenta con cuatro grandes parques temáticos -Magic Kingdom, Epcot, Disney's Hollywood Studios y Disney's Animal Kingdom-, cientos de atracciones, espacios para convenciones y numerosos hoteles.

Aquel 1 de octubre de 1971 más de 10.000 personas acudieron a la inauguración del parque a disfrutar de un espectáculo único en el mundo, tan solo igualado por el ya existente de Disneyland, en California, inaugurado en 1955.

Tan solo faltó su creador. El empresario Walt Disney no pudo estar en tan magno evento porque falleció pocas semanas después de anunciar en 1965 la construcción de este nuevo universo familiar.

Desde entonces, son millones los turistas y visitantes que cada año dejan volar su imaginación durante unas horas por estos templos del entretenimiento.

Este año, con motivo del 50 aniversario de su inauguración, el complejo de Florida ha preparado un gran cumpleaños: 18 meses de celebraciones y conmemoraciones  que se completarán con nuevas aperturas y experiencias.

Así, en 2022, el complejo inaugurará dos grandes novedades, el hotel Star Wars: Galactic Starcruiser y la atracción Guardians of the Galaxy: Cosmic Rewind, en el parque temático de Epcot.

El objetivo es mantener vivo el interés y la ilusión que lleva a cerca de 58 millones de personas cada año a visitar Walt Disney World, complejo que incluye cuatro de los 10 parques temáticos más visitados del mundo.

El nuevo hotel, inspirado en las aventuras de la saga Star Wars, promete a los huéspedes que se embarquen en la nave espacial una aventura de tres días y dos noches de inmersión interactiva completa, interactuando con los personajes de la saga y recibiendo clases de la famosa espada de luz

Los fans de La guerra de las galaxias deben saber que el establecimiento abrirá sus puertas el próximo 1 de marzo y que ya admitirá las primeras reservas a finales de este mes.

La atracción Guardians of the Galaxy será otra de las experiencias a tomar nota. La aventura abrirá el próximo año -aún sin fecha- y ofrecerá una persecución intergaláctica a través del espacio y el tiempo, además de incluir una de  las mayores montañas rusas cubiertas del mundo, que harán rotar al público 360 grados dentro del mundo de esta saga Marvel.

Además de estas dos nuevas novedades, la compañía Disney ha modernizado el espacio Epcot con el objeto de dar una mayor presencia a los personajes de las películas de animación.

También ha estrenado la atracción familiar y en cuatro dimensiones Remy's Ratatuille Adventure, así como el espectáculo nocturno de música, luces, láser, agua, fuegos artificiales y pantallas gigantes Harmonious.

Precisamente, Harmonious se sirve de 15 conocidas canciones de películas Disney para mandar un mensaje de unidad al mundo y para ello cuenta con 240 artistas de todo el planeta que cantan en 13 idiomas, entre los que figuran Luis Fonsi. El puertorriqueño, junto con Joy Huerta, del dúo mexicano Jesse & Joy, interpreta parte de la canción Recuérdame, de la película Coco (2017).

 

Nostalgia del pasado

A pesar del paso del tiempo hay atracciones que mantienen su esencia, además de tener siempre una gran afluencia de público, como sucede con Dumbo, el elefante volador o el paseo por el cielo de Londres que realiza Peter Pan, Wendy y sus hermano.

Se trata de espectáculos menos arriesgados y más familiares que las explosivas montañas rusas, pero que están repletos de abuelos y de nietos que quieren disfrutar del parque de una forma más pausada.

Por el contrario, hay también atracciones que han envejecido algo peor, como el circuito de carreras Grand Prix Raceway, que probablemente hace medio siglo parecería que sus bólidos iban tan rápidos como la velocidad de la luz pero que en pleno siglo XXI se muestran más como objetos de coleccionista que como parte de un moderno parque temático.

Lo mismo sucede con la caseta de tiro Frontierland Shootin Arcade, más propia de pequeñas ferias de pueblo que de las experiencias actuales de videojuegos y nuevas dimensiones.

Sin embargo, las tazas giratorias de Mad Tea Party y el Carrusel Tiovivo mantienen ese punto de nostalgia para los amantes de lo más clásico.

 

Revulsivo económico

No cabe duda que la llegada de Disney World al centro de Florida cambió radicalmente esa región, dedicada hasta la década de los años 60 del siglo pasado mayoritariamente a la ganadería y el cultivo de cítricos.

Jeremy Hileman, del Centro de Historia Regional del Condado de Orange, explica que la apertura del parque cambió el modelo económico de la zona para adentrarse en un sector turístico que no ha dejado de crecer.

El aterrizaje de Disney y los cambios que supuso son, en su opinión, algo «único» pues se convirtió en el «empleador de un solo lugar más grande del país», a lo que habría que sumar todos los negocios auxiliares que dependen de su presencia.

Si en 1965, cuando se anunció la apertura de Disney World, la población del área metropolitana de Orlando era de 250.000 personas ahora supera los dos millones, y en buena medida dependen de la actividad de los parques temáticos.

Cincuenta años después de aquel revulsivo, el espíritu ilusionante de Disney World se mantiene, porque como ya avanzó la actriz británica Julie Andrews (Mary Poppins), en su apertura en 1971, el parque está lleno de «sueños y magia hechos realidad».

«Después de tantos años, quiero desearles a todos en Walt Disney World muchos más años de alegrías, de amor y de pedir deseos a las estrellas», vuelve a prometer la intérprete ahora.