La obra pública se ofrece a ser "locomotora" de la Comunidad

SPC
-

Los empresarios de la Comunidad piden a la Junta una inversión de 355 millones este año , mientras la Consejería de Fomento trabaja en la recuperación de las licitaciones suspendidas

Obras en el Hospital de Santa Bárbara de Soria. - Foto: Ical

El sector de la obra pública se ofrece a ser «locomotora» de Castilla y León en la reconstrucción de la Comunidad tras el paso del coronavirus. Para ello, los empresarios demandan a la Junta, al menos, una inversión este año de 355 millones, y la reactivación inmediata de las licitaciones suspendidas, en lo que trabaja ya la Consejería de Fomento y Medio Ambiente.
«La crisis que se avecina es de una talla XXL», según el presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León, Enrique Pascual, quien aseguró a Ical que en esta crisis, a diferencia de la de 2008, la obra pública puede sacar a Castilla y León de la «debacle» económica puesto que a su juicio otras industrias, como la del turismo, basada en los movimientos y relaciones de personas, se ha visto muy afectada. 
«Las empresas queremos trabajar y podemos ayudar a reactivar el país», afirmó Enrique Pascual, quien recordó que unas 140 licitaciones, por importe de 170 millones de euros, se han visto paralizadas en Castilla y León desde la declaración del estado de alarma que trata de frenar el avance de la covid-19. Ahora, cuando se afronta ya el proceso de ‘desescalada’ necesitan que retome la actividad la contratación pública. 
En ese sentido, la Consejería de Fomento y Medio Ambiente trabaja en la recuperación de las licitaciones suspendidas, según explicó el presidente de la Cámara de Contratistas de Castilla y León. Enrique Pascual aseguró que este departamento tiene la firme voluntad de reactivar los procedimientos, que recordó se realizan por vía electrónica de forma que en su opinión pueden llevarse a cabo. 
A pesar de que el Gobierno, a través del estado de alarma, mantiene la suspensión de plazos administrativos, la Consejería de Fomento está trabajando para desbloquear la licitación de obras en las que concurren especiales circunstancias de interés general en relación a las previsiones de la normativa que regula el estado de alarma.
Cuatro medidas

Los contratistas ven necesarias cuatro medidas a corto plazo para que sus empresas puedan contribuir a sacar a la Comunidad de la recesión económica, debido a que la construcción -consideró- tiene un efecto arrastre sobre el resto de sectores. Por un lado, los empresarios pidieron recuperar las licitaciones paralizadas y relanzar la obra pública y que las administraciones mantengan su ritmo inversor.
En el caso de la Junta supondrá un desembolso de 355 millones, un «presupuesto modesto», en relación a los más de 1.000 millones del año 2000. También, reclamaron a la Junta la supresión de la tasa de inspección y dirección de obra que es del cuatro por ciento del presupuesto de ejecución. 
De momento, la empresa pública de Fomento Somacyl estudiará no aplicarla en sus contratos y continuará, en cuanto pueda, con los concursos en materia de depuración. También Fomento contempla inversiones de 56 millones en materia de carreteras. Por otra parte, los contratistas, que esperan reunirse el 6 de mayo con el delegado del Gobierno también demandarán al Gobierno que mantenga su previsión en la Comunidad.