Un reconocimiento compartido con la Generación del 78

SPC
-

El expresidente delSenado Juan José Laborda recibe el título de Doctor Honoris Causa de la UBU, «un acto de justicia», según Herrera

Juan José Laborda (d) recibe el título por parte de Manuel Pérez Mateos - Foto: Ical

Profesor, investigador, historiador e intelectual. El expresidente del Senado, Juan José Laborda, ha tenido una trayectoria «muy activa desde el principio» con la universidad que ayer le reconoció como Doctor Honoris Causa de la institución burgalesa (UBU). Por este motivo, el presidente de la Junta de Castilla y León en funciones, Juan Vicente Herrera, consideró que su investidura es «un acto de justicia». Herrera intervino en el acto institucional de la universidad burgalesa con motivo de la celebración de su 25 aniversario.
En declaraciones previas recogidas por Ical, el presidente de la Junta en funciones puso en valor la figura de Laborda, señalando su «vinculación» y añadió que se podría decir que es «un hombre de la casa». Asimismo, indicó que en su labor como responsable político «siempre tuvo una especial dedicación» por la institución.
En este sentido, Herrera quiso recordar también a algunos responsables políticos que también en aquel momento «apostaron» por el proyecto de la universidad, como fueron el padrino del acto de investidura de Laborda y también ‘padre’ de la institución burgalesa, Federico Sanz; así como el exalcalde de Burgos, Juan Carlos Aparicio, y el actual rector de la UBU, Manuel Pérez Mateos.

Foto de familia del acto de investidura de Juan José Laborda (c) celebrado en el Aula Magna de la Universidad de Burgos
Foto de familia del acto de investidura de Juan José Laborda (c) celebrado en el Aula Magna de la Universidad de Burgos - Foto: Ical
Laborda es «el patriarca de los políticos en activo burgaleses», subrayó el presidente de la Junta, que «ha demostrado una historia personal de superación y está ahí manteniendo la dignidad del hombre político y la belleza y honorabilidad de las responsabilidades públicas».
Por su parte, Juan José Laborda, proclamó que recibe el título «en nombre de la generación de 1978», de la que se siente «orgulloso» de pertenecer y que fue la encargada de hacer la Constitución, y que «tuvo éxito cuando propuso una democracia representativa basada en los acuerdos, que superase los errores históricos del pasado y para que España influyese en el proyecto europeo», añadió.
Durante su intervención, el expresidente del Senado aseguró que cuando el rector de la Universidad, Manuel Pérez Mateos, le comunicó que si aceptaba ser propuesto como Doctor Honoris Causa, le manifestó que esa distinción le hacía «más ilusión que cualquier otra que hubiese recibido en su vida». En este sentido, señaló que la docencia universitaria fue la que le llevó a Burgos, y que su condición de senador por Burgos fue la que le «permitió conocer a fondo a sus gentes y sus paisajes humanos y naturales», añadió. En referencia a su historia personal, Laborda señaló que esta se puede definir con la palabra «vocación», tanto universitaria como política.
Asimismo, quiso agradecer a los burgaleses por el periodo entre 1977 y 2008, cuando «tuvo el privilegio de representarlos», puesto que durante estos años tuvo la sensación de «vivir dos veces en la misma unidad de tiempo», aseguró. «Esa es la verdadera recompensa de la vocación política: aunque el tiempo pasa mucho más rápido, los recuerdos se multiplican a escala logarítmica», aseveró.
En su discurso se refirió también a la nueva situación política, y se atrevió a pedir a los nuevos responsables elegidos que «busquen el acuerdo entre ellos, sin perder nunca la visión internacional», al igual que «lo está haciendo la sociedad civil burgalesa».