ESCAÑO CERO

Julia Navarro

Periodista y escritora


Impostura

Será la edad pero cada vez soporto menos la impostura. Y llevamos meses en que la política española está salpicada de impostura. 
Por ejemplo Pablo Casado acusa a Pedro Sánchez de no ser capaz de formar gobierno y le azuza para que llegue a un acuerdo con Unidas Podemos. Lo mismo se escucha desde filas de Ciudadanos. Pero eso sí, los líderes políticos han llegado a tal refinamiento en el ejercicio de la impostura que dos frases más adelante son capaces de añadir que naturalmente sería una catástrofe para nuestro país un gobierno de Sánchez e Iglesias apoyado por los nacionalistas y también un desastre que se tengan que repetir las elecciones. 
O sea que dicen lo mismo y lo contrario con total desfachatez confiando en que el personal, o sea los ciudadanos, no nos demos cuenta de que más que contradecirse lo que están es instalado en la impostura. 
Porque los números son los que son y es evidente que Pedro Sánchez no puede superar una moción de censura si no es con el apoyo de Unidas Podemos y los partidos nacionalistas, ya sea este un apoyo activo, es decir recibiendo sus votos, o pasivo, sus abstenciones. 
Pero lo que es insoportable, o por lo menos a mí me resulta insoportable, es que se acuse a Sánchez de no lograr acuerdos para formar Gobierno para a continuación asegurar que los pactos para formar ese gobierno constituirían una hipoteca gravosa para ese Gobierno del PSOE. 
El PP y Ciudadanos lo tienen muy fácil sino quieren que Pedro Sánchez dependa de Unidas Podemos o de los partidos nacionalistas: abstenerse. 
Es comprensible que el PP no quiera abstenerse porque los mismos argumentos que utilizó Pedro Sánchez para su "no es no" a Mariano Rajoy son los que puede esgrimir Pablo Casado para su "no es no" a Pedro Sánchez. Pero de la misma manera que Pedro Sánchez, a mi juicio, se equivocó no permitiendo gobernar a Mariano Rajoy que es quién había ganado las elecciones, ahora Pablo Casado se equivoca no permitiendo gobernar a Sánchez. 
Las abstenciones bastarían para que Sánchez pudiera solventar la sesión de investidura. 
Pero, por lo que dicen, a eso no están dispuestos ni en el PP ni en Ciudadanos.  Y ya que no están dispuestos ni Pablo Casado ni Albert Rivera a permitir la investidura y por tanto abocan a Pedro Sánchez o al pacto con Unidas Podemos y los nacionalistas o que se repitan las elecciones, lo menos que podían es no hacer tartufismo y política de baratija diciendo lo mismo y lo contrario. Los ciudadanos no somos tontos aunque algunos crean lo contrario.