El Gobierno culpa al machismo de la violencia de género

Europa Press
-

La ministra de Educación rechaza que "el clima o la época del año" sean los responsables de los casos de asesinatos a mujeres que acechan a España en los últimos meses

El Gobierno culpa al machismo de la violencia de género - Foto: Ricardo Rubio - Europa Press

La portavoz del Gobierno y ministra de Educación en funciones, Isabel Celaá, ha rechazado que "el clima o la época del año" estén relacionados con los asesinatos que se cometen por violencia de género, teniendo en cuenta que julio ha sido un mes negro al haber sido asesinadas nueve mujeres y un menor de edad. Este mes de 2019, junto con el de 2015, se ha convertido en el segundo peor mes de julio de toda la serie histórica. 
"Al único responsable al que se debe culpar de los asesinatos es al machismo criminal que discrimina, abusa y asesina. No es ni el clima, ni la época del año. No podemos llegar a banalizar con estas consideraciones sobre este tema tan trágico", ha señalado durante la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros. 
De toda la serie histórica desde el año 2003, el peor mes de julio en cuanto a número de mujeres asesinadas fue el de 2010, al registrarse diez crímenes. Le siguen el de 2015 y el de este año, con nueve asesinadas. Por otro lado, desde el año 2013 en que se contabilizan también los menores de edad asesinados por violencia de género contra sus madres, el único mes de julio en el que consta el asesinato de un menor es precisamente el de 2019. 
El Pacto de Estado contra la Violencia de Género prevé la realización de estudios por parte de la Delegación del Gobierno para la Violencia de Género sobre el denominado 'Efecto acumulación', o acumulación de asesinatos en un período corto de tiempo --de dos a cuatro días consecutivos--. Al respecto, fuentes de este organismo han asegurado que este análisis se está haciendo. 
Celaá ha comenzado su intervención condenando el último crimen cometido en el ámbito de la violencia de género, en referencia al asesinato este miércoles en Andorra (Teruel) de un joven de 16 años a manos de su padre, quien también agredió a su esposa y madre del menor, quien se encuentra en estado grave. 
El joven, según ha destacado la ministra, quiso "salvar a su madre" del agresor, y su asesinado es un "símbolo dramático" de la violencia género, contra la que hay que seguir luchando "sin cuartel". "Queremos que la muerte de Ismael no sea en balde y nos refuerce en el compromiso de todos para acabar con esta lacra", ha sentenciado. 
Celaá ha avisado también de que integrar en las instituciones públicas a fuerza políticas que llaman a la violencia de género "de otra manera" puede "hacer titubear a la ciudadanía" en "la calificación de gravedad de tal espanto". 
Así, ha señalado que no se puede permitir "ninguna fisura" contra el Pacto de Estado contra la Violencia de Género aprobado en 2017, al tiempo que ha reclamado "unidad de acción y de criterios" y que se trabaje "en la dirección pactada".