El Centro Juan Pablo II atiende a unos 40 menores al año

D.S.
-

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, y el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, han visitado esta mañana el centro que gestiona la institución provincial.

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, y el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, han visitado esta mañana el Centro “Juan Pablo II y Nuevo Hogar”, dependiente de la institución provincial segoviana, "que constituye un ejemplo de calidad" en la atención que se presta a los menores que necesitan protección.

Se trata de una instalación que dispone de 12 plazas concertadas en el centro de día y otras 30 en la residencia de acogida. La Consejería de Familia e Igualdad de Oportunidades ha invertido este año más de 581.000 euros en estecentro, mientras que la Diputación de Segovia ha aportado más de 1.700.000 euros. Además, desde la Junta se han invertido más de 300.000 euros que han permitido la contratación de cinco psicólogos y siete educadores para el Programa de Apoyo a las Familias y de otros cuatro profesionales para la Unidad de Intervención Educativa que atiende a menores infractores. El Centro “Juan Pablo II” constituye sin duda, un magnífico ejemplo de colaboración institucional entre la Diputación de Segovia y la Junta de Castilla y León, con el fin de proteger a los menores y garantizar sus derechos.

Desde finales de 2016, el Centro Juan Pablo II ha iniciado un proceso estructural de cambio tendente a mejorar la calidad de la atención residencial de los niños y adolescentes, señalan desde la institución provincial. "La sinergia existente -añaden- entre los dos niveles, el político y el técnico, permitió realizar un diseño de acciones de mejora que supondrá un cambio radical de modelo de centro. La envergadura de las acciones previstas es tal, que habrá de requerir varios años, no menos de un lustro, para su implementación y consolidación, pero actualmente ya se pueden contemplar un buen número de avances y mejoras, tanto a nivel cuantitativo como cualitativo".

El Centro Juan Pablo II atiende a unos 40 menores al año
El Centro Juan Pablo II atiende a unos 40 menores al año - Foto:

Este proceso de cambio queda enmarcado dentro del contexto organizacional de la Corporación. Por un lado, mediante la incorporación del Centro Juan Pablo II al camino emprendido por el resto de centros residenciales dependientes de la institución provincial: la planificación por procesos y la estrategia 20.20 y, por otro, mediante la realización de programas de actuaciones, de manera que todas las acciones de mejora queden enmarcadas en la mejora de la atención de los residentes, la reorganización de la gestión del centro y la remodelación arquitectónica y ambiental del centro.

En la visita realizada al Centro Juan Pablo II, la consejera ha podido ver importantes cambios en la remodelación arquitectónica y ambiental del edificio. No han sido solo aspectos externos como la puerta de acceso, alumbrado, fachadas, patios y jardines, han sido objeto de una importante remodelación, sino también el propio alojamiento residencial ha experimentado un importante cambio cualitativo.

Así, de un modelo residencial “macro-institucional”, se ha pasado a un modelo de “mini-residencias”, basado en la organización de la convivencia en torno a “unidades de convivencia”. Se trata de un total de un total de cinco, para edades compendiadas entre los 0 a 3; los 4 a 8; los 9 a 12; los 13 a 15; y los 16 a 18 años respectivamente.

El Centro Juan Pablo II atiende a unos 40 menores al año
El Centro Juan Pablo II atiende a unos 40 menores al año - Foto:

Cada unidad de convivencia se configura como un espacio más pequeño dentro del centro, en el que conviven un número más reducido de menores con edades y características parecidas, intentando reproducir ambientes y dimensiones similares a las de un hogar. Los espacios son más personalizados y se busca la participación y protagonismo de los menores en la organización de la vida diaria y en la toma de decisiones. La distribución y asignación de menores a las mismas se realiza en función de la edad, del grado de desarrollo y de las necesidades de cada uno/a.

Cada espacio cuenta con la infraestructura y servicios necesarios para dar respuesta a las necesidades propias de cada ciclo evolutivo, si bien todas ellas cuentan con salón-comedor, cocina, sala de estar, dormitorios, cuartos de baño y espacios de almacenaje. Las habitaciones de cada menor están equipadas cuidadosamente, contando con el mobiliario y enseres necesarios para cubrir todas sus necesidades: sueño, ropa, almacenaje, estudio, etc.

Asimismo, cada unidad va acompañada de un proyecto educativo que contiene normas, horarios, rutinas y actividades a desarrollar para cada grupo de edad. La unidad 5, para adolescentes de 16 y 17 años, incluye un programa de preparación para la vida independiente.

De las cinco, dos de ellas se encuentran en pleno funcionamiento, con casi la total ocupación de las mismas. En cuanto a las tres restantes, se tiene prevista su inauguración a finales de año, una vez finalizadas las obras de infraestructura y equipamiento. En su visita, la consejera ha podido ver dichas unidades en su funcionamiento ordinario, con los menores realizando las tareas de la vida cotidiana (desayuno, tareas domésticas, etc.).

Por otra parte, la remodelación arquitectónica del Centro también incluye la creación y reforma de otros espacios, tanto en el edificio central de residencia, como en los adyacentes. En el primero, espacios tales como: despachos, salas de visitas, espacios de juego, zonas para el desarrollo psicomotor, etc., están siendo objeto de reforma. En cuanto a uno de los edificios adyacentes, se encuentra en proyección de diferentes espacios: sala de usos polivalente, gimnasio y aula taller.

Por último, tal y como ha explicado a la consejera el presidente de la Diputación de Segovia, existe otro conjunto de mejoras, no tan visibles, pero no menos importantes, que tienen que ver con la reorganización de la gestión del centro y con la mejora de la atención a los residentes. Por lo que respecta a la gestión del centro, se están abordando cuestiones como la mejora de la gestión documental y el nuevo diseño de la carpeta expediente; la mejora de la coordinación interna y externa; la actualización de la tecnología existente (adquisición de equipos para menores y para profesionales); la implantación del trabajo en red (intranet) y la adquisición de nuevas tecnologías para todo el equipo de atención directa. También las mejoras en la plantilla del personal del Centro, con el aumento de la misma y de la ratio de profesionales; la creación de la figura de Coordinador de Equipo; la creación de dos puestos de trabajo de Técnico Superior de Educación Infantil; el cambio en el sistema de rotación de los/as profesionales, etc.

Por lo que respecta a la mejora de la atención a los residentes, se están desarrollando aspectos vitales como el modelo de atención centrado en la persona, la Planificación por procesos (procesos de intervención individualizada: “Pre-acogida”, “Acogida Ordinaria”, “Acogida Urgente” “Adaptación”, “Acompañamiento”, “Salida” y “Menores fuera del centro”), el desarrollo de la figura del profesional de referencia y el giro de un modelo mayoritariamente conductual a un modelo fundamentalmente vincular.

Protección a la infancia

La atención a los menores es un compromiso y una prioridad de todos los poderes públicos, siendo el acogimiento residencial uno de los modelos de protección que permite atender con calidad las necesidades de este colectivo. Por este motivo, en Castilla y León existen 65 centros que cuentan con 730 plazas, concretamente en Segovia se disponen de 42 plazas en tres centros concertados. Además, en 2018 en nuestra comunidad 673 menores estuvieron en acogimiento residencial (26 de ellos en Segovia) y 1.528 fueron tutelados por la Junta (83 en la provincia segoviana). Asimismo, en Castilla y León se atiende actualmente a 118 menores extranjeros no acompañados (MENAS), cuatro de ellos en el Centro “Juan Pablo II”.