Sin títulos y con 'Zizou'

Agencias
-

El Real Madrid cierra en blanco un 2019 marcado por la vuelta del entrenador francés

Sin títulos y con ‘Zizou’ - Foto: J.J. Guillén

El Real Madrid cierra un convulso 2019 sin título alguno seis años después, desde la última temporada del portugués José Mourinho en el banquillo y la primera parte del italiano Carlo Ancelotti, en 365 días en los que el francés Karim Benzema se destapó como goleador tras la marcha del portugués Cristiano Ronaldo y en los que el galo Zinedine Zidane volvió al banquilllo merengue 284 días después.
El cuadro capitalino comenzó 2019 con el argentino Santiago Solari como entrenador, tras la destitución del español Julen Lopetegui, y con ilusiones renovadas tras hacerse con el Mundial de Clubes. Pero este optimismo duró poco. A pesar del crecimiento de Benzema, faltó el paso adelante de jugadores como Bale o Marco Asensio.
El 27 de febrero, el Barcelona ganó 0-3 en el Bernabéu para acceder a la final de la Copa del Rey y tres días más tarde volvía a salir victorioso del feudo blanco en la competición doméstica. Dos derrotas que llenaron de dudas al equipo, pero la estocada final llegó en ‘su’ competición, esa que salva temporadas. Con el 1-2 en la ida contra el Ajax de Ámsterdam, ni los más pesimistas presagiaron lo que pasó en el Bernabéu: los de Erik ten Haag eliminaron a un Madrid herido de muerte (1-4).
Cinco de marzo y los blancos estaban eliminados de Champions y Copa, mientras que la Liga era una quimera. La reacción de la cúpula no se hizo esperar y, seis días más tarde, saltó la noticia más esperada por el madridismo: volvía Zinedine Zidane al banquillo.
El galo volvió para dirigir al equipo en 11 partidos intrascendentes en el torneo doméstico, unos encuentros que parecían más un ‘casting’ de cara a un verano que se esperaba movido en el mercado de fichajes. El belga Eden Hazard recaló, por fin, en el Madrid. Fue la estrella de un verano en el que pudo acompañarle el galo Paul Pogba, pero no fue así. Llegaron el serbio Luka Jovic, los brasileños Éder Militao y Rodrygo Goes, los franceses Ferland Mendy y Alphonse Areola y el japonés Takefusa Kubo. En el capítulo de salidas, la más sonada fue la del costarricense Keylor Navas. 
Temporada nueva, ilusión nueva. Pero esta tardó en llegar. Una pretemporada convulsa y los rumores en torno a la marcha de Gareth Bale que nunca se produjo, marcaron los meses previos a la competición. Un inicio dubitativo en Liga y malo en Champions, perdiendo 0-3 contra el PSG y empatando al final 2-2 contra el Brujas en casa, puso contra las cuerdas a Zidane. 
Sin embargo, el juego del equipo ha ido mejorando conforme pasaban las semanas de competición y los futbolistas se entonaban. Además del omnipresente Karim Benzema en su año más completo, ‘Zizou’ ha visto cómo otros hombres reclaman su sitio: la aparición estelar de Rodrygo, que parece el único que tiene gol entre los jugadores ofensivos; la entrega de Fede Valverde que revitalizó al equipo y fortaleció un centro del campo que ya parece no necesitar a un Pogba, ya lo tiene; y la seguridad del belga Thibaut Courtois, recordando al que se salió en el Mundial con su selección.
El Madrid cierra así un 2019 sin títulos. El primer año natural sin un Cristiano Ronaldo al que echa de menos como la gente añora el calor de agosto en diciembre, o el sofá y manta de diciembre cuando llega agosto; 42 goles menos sin el portugués. El del cambio para acabar volviendo a quien te funcionó y a quien, quizá, nunca se debió ir y que afronta 2020 para desterrar la frase de Miguel de Cervantes en su obra cumbre: «Nunca segundas partes fueron buenas».