El morado inunda la Plaza de San Martín

Sergio Arribas
-

El Día Internacional de la Mujer concentra a un millar de personas, en su mayoría mujeres, en el primero de los actos en la calle para reivindicar la igualdad de género.

Un millar de personas se reunieron en la concentración del 8-M - Foto: S.A.

Alrededor de un millar de personas, en su mayoría mujeres, se han concentrado esta mañana en la Plaza de San Martín en el primero de los actos centrales del 8-M en Segovia, al que sucederá esta tarde (19:00 horas) la manifestación que partirá la plaza de José Zorrilla y concluirá en la Plaza del Azoguejo.

Al amparo de una gran pancarta, colocada en uno de los muros de la plaza, donde podía leerse ‘Paramos para cambiarlo todo’, en alusión a la huelga general, poco antes de las doce del mediodía la plaza fue llenándose de público, en un ambiente festivo y reivindicativo, donde el morado era el color predominante, en lazos, pancartas o paragüas. No faltaron pancartas, como la que rezaba “trataron de enterrarnos, no sabían que eramos semillas” o “ni un paso atrás”

Durante la concentración, una portavoz del colectivo 8-M leyó el manifiesto: “Estamos llenas de esperanzas, puesto que el trabajo que hemos realizado para visibilizar la discriminación que sufrimos las mujeres en todos los ámbitos de la vida está dando sus frutos, representados en una creciente conciencia social que pide a gritos cambios de manera urgente”. “Empezamos saliendo a la calle -continúa el comunicado- para mostrar nuestra rabia y frustración frente a como nos maltratan, nos violan y matan, mientras los gobiernos no tomaban, ni aún toman, las medidas necesarias para impedirlo”. La portavoz del colectivo 8-M subrayó, además, que “ahora somos muchas y más fuertes y poco a poco vamos avanzando en políticas de igualdad” aunque “nos queda mucho por conseguir, muchos miedos que vencer y lágraimas que derramar”. En referencia a la huelga general del 8-M, el comunicado leído por la portavoz subraya que “el feminismo nos impulsa a construir una sociedad equitativa y justa. Por ello, hoy paramos para crear conciencia de la insostenible situación, para cambiarlo todo”. Con el grito “¡La lucha será feminista o no será¡” concluyó el manifiesto, recibido con un sonoro y unánime aplauso.

El morado inunda la Plaza de San Martín
El morado inunda la Plaza de San Martín - Foto: S.A.

Después se coreó la versión feminista del clásico ¡A la huelga! de Chicho Sánchez Ferlosio que acompañó las manifestaciones del año pasado. También se dieron lectura a los mensajes entregados por estudiantes y los manifiestos de las mujeres migrantes y mujeres pensionistas.