El adiós musical a los Pfefferman

Agencias
-

La historia creada por Jill Solloway llega a su fin con una entrega muy especial que pone la guinda a sus temporadas

El adiós musical a los Pfefferman

Transparent, la serie ganadora de dos Globos de Oro, ocho Premios Emmy –incluyendo Mejor Comedia–, dos Globos de Oro, tres Critics’ Choice Awards, un Peabody y un BAFTA, se despide con una película musical que sirve de cierre final a la producción. 
En este final de la serie, que tendrá mucho ritmo, la familia Pfefferman hace frente a una pérdida que afecta a sus vidas radicalmente, lo que les lleva a iniciar un nuevo viaje hacia el cambio. Especialmente para Shelly, que sigue creciendo como artista y prepara un espectáculo teatral en el que pretende contar la historia de su familia. 
Un último viaje lleno de humor, valentía, vulnerabilidad y nostalgia. Mientras se abren paso en este nuevo período de transición, buscan la manera de mantenerse unidos para afrontar el dolor y celebrar los momentos de conexión, de lucidez y de transformación.
Creada por Jill Solloway, que ya demostró ser una experta en familias diferentes con A dos metros bajo tierra, Transparent fue una serie totalmente rompedora en su estreno y se ha convertido en uno de los mayores referentes feministas y del colectivo LGTBI de la televisión, un éxti refrendado sin duda por el reguero de premios que ha ido recibiendo en el transcurso de la trama.
Solloway ya había hablado de hacer algún episodio musical en la serie, a petición de los fans. Finalmente se han decantado por cerrar la producción de esta manera, con un episodio de dos horas. Las canciones de esta última entrega musical están compuestas por su hermana Faith, con quien ha colaborado en otros proyectos.


La historia sin Maura

Este final empieza con la noticia de la muerte de Maura (spoiler) y cómo esto afecta a sus hijos, a su exmujer y a sus amigas. Es la primera vez que la serie no cuenta con Jeffrey Tambor como protagonista. Si el desencadenante de la transformación familiar lo hizo Maura al contarle a su familia que era transexual, una vez más es Maura el catalizador de un nuevo cambio en todos (esta vez, a través de su muerte). 
El cambio a musical también marca una transformación de la propia entrega: la creadora Jill Solloway afirma al respecto que debían encontrar la manera de contar el desenlace de una manera nueva que fuese más allá de las palabras.
Encabezan el reparto Amy Landecker (Un tipo serio, Louie, Sobran las palabras), quien interpreta a la hija mayor de la familia, Sarah Pfefferman; Jay Duplass (Togetherness), es el hermano mediano, Josh Pfefferman, un exitoso productor musical. 
Gaby Hoffman (Girls, Alma salvaje) es la hija pequeña, Ali Pfefferman, y Judith Light (Ley y orden: Unidad de víctimas especiales, Dallas) interpreta a Shelly, la exmujer de Maura y madre de sus tres hijos. El personaje de Davina, amiga transexual de Maura, es interpretada por Alexandra Billings, y toma mayor protagonismo esta temporada.